Comer antojitos mexicanos aumenta el riesgo de cáncer

La aflatoxinas son compuestos, generalmente orgánicos, que participan en las reacciones químicas que tienen lugar a nivel celular

12 mayo 2019 | 14:54 hrs | Agencias | Vida y estilo


De acuerdo al Instituto de Biología de la Universidad Nacional Autónoma de México revelan que el riesgo de tener cáncer aumenta al consumir antojitos mexicanos, ya que estos pueden tener aflatoxinas entre otros tipos de sustancias cancerígenas, que se acumulan en el ácido desoxirribonucleico (ADN) y pueden generar cáncer y mutaciones.

Investigación revela que el riesgo de cáncer aumenta al consumir antojitos mexicanos ya que estos con tienen altos índices de sustancias cancerígenas.

En especial la aflatoxinas son compuestos, generalmente orgánicos, que participan en las reacciones químicas que tienen lugar a nivel celular. Provienen del hongo Aspergillus flavus que se encuentran en alimentos como maíz, arroz, cacahuates, pollo, huevo, leche, embutidos, pistaches, chiles y cerveza.

Los hongos que producen aflatoxinas pueden contaminar los cultivos en los campos, durante la cosecha o durante el almacenamiento. Las personas pueden exponerse a las aflatoxinas cuando consumen productos de plantas contaminadas (como maní) o cuando consumen carnes o productos lácteos de animales que comieron alimentos contaminados.

El Seminario Permanente sobre Agricultura, Alimentación y Nutrición (SPAAN) revela que este tipo de alimentos pueden incrementar un 36% el riesgo de padecer cáncer.Las tortillas y sus derivados (totopos, sopes, tamales, quesadillas y otros platillos típicos mexicanos están contaminados.

Las aflatoxinas generadas por el moho se reproducen con mayor facilidad en granos y se relacionan con cáncer de hígado, páncreas, pulmón, colorrectal y cervicouterino. El cuerpo las puede eliminar por medio de la orina, pero si se consumen de manera constante, el riesgo aumenta.

Según el Instituto Nacional del Cáncer, la exposición a las aflatoxinas se relaciona con un mayor riesgo de cáncer de hígado. Para ayudar a reducir el riesgo, la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA) de EE. UU. analiza los alimentos que podrían contener aflatoxinas, como el maní y la crema o mantequilla de maní.