#Columna Un mundo feliz de Aldous Huxley

Foto: Especial
15 marzo 2016 | 20:21 hrs | Galeia Galatea | Arte y Cultura


La Biblioteca de Galatea

Por: Galeia Galatea

Considerado dentro de los libros clásicos, Un mundo feliz, es una breve historia de una sociedad completamente diferente a la que conocemos, alguna vez una amiga la comparo con la más reciente novela de Divergente para poder describir que en esta sociedad cada humano es condicionado desde su gestación para cumplir un rol fundamental.

Foto: Especial
Foto: Especial

Si bien en Divergente de Veronica Roth, mantiene el núcleo familiar. En el mundo descrito por el británico Aldous Huxley, la familia no existe y es una abominación pensar en ello, al igual que en ser madre o pensar si quiera en el matrimonio.

Un mundo feliz transcurre en Inglaterra, tras una guerra que duro nueve años, la población que sobrevive se dividió entre los civilizados y los salvajes. Los salvajes son aquellas personas que no quisieron ser parte del cambio radical, por tanto viven separados del resto de la civilización, sumidos en la pobreza, en la enfermedad y podredumbre. De vez en cuanto la gente civilizada visita sus aldeas más como mero esparcimiento que por aprender algo o ayudarlos. Por el contrario la nueva sociedad que describe Aldous Huxley nace de un solo ovulo que puede producir hasta 96 personas idénticas, lo que permite un trabajo uniforme en los diversos sectores laborales, ya que desde que son un embrión son ambientados a lo que será su zona de trabajo, de esta forma se dividen en diferentes razas: Los Alfas que es la raza superior, Los Beta que realizan funciones obreras, Los Epsilones que realizan los trabajos más denigrantes de la sociedad. Sin embargo al ser creados genéticamente para cumplir y sentirse a gusto con sus funciones, todos son felices.

No hay religión, no hay exclusividad sexual, no hay alcohol. En cambio hay una pastilla llamada soma, que es el equivalente al alcohol, pero sin sus repercusiones. Las obras de Shakespeare y la biblia están prohibidos, pues de acuerdo a Mustafá Inspector de Europa Occidental “Las personas son felices ignorando lo que es la pasión, la vejez, la infelicidad y la muerte”. La civilización encuentra la felicidad en la simplicidad y ese es el precio que se paga por la estabilidad.

Foto: Especial
Foto: Especial

Al principio es un poco difícil entender la historia, sobre todo si consiguen como yo un libro sin contexto o prologo que te avienta directo al capítulo uno, pero bueno en la primera parte lo que trata de explicarnos Aldous es como se reproduce en este mundo el ser humano y todo lo que se debe hacer, para que nazca de acuerdo a indicaciones específicas, cada uno de los nuevos humanos desde su fecundación es adecuado para el papel que desempeñara en la sociedad y muy pequeños, conocen la muerte, para verla como un proceso y no como la perdida de alguien especial.

El sabor a la historia se lo tomaran un poco más adelante, una vez que Lenina y Bernard emprenden el viaje a la tierra de los salvajes, donde encuentran a una mujer de nombre Linda quién en un viaje anterior se perdió y fue abandonada por su acompañante en aquel lugar, donde al no contar con sus píldoras anticonceptivas tuvo un hijo a quién denomino John.

El joven salvaje se convierte en el protagonista o en el experimento, de ambas civilizaciones, pues al ser hijo de una mujer del mundo civilizado no es aceptado por los salvajes como un miembro, mientras que las historias de su madre sobre un mundo mucho mejor hacen mella en su mente. El joven vive confundido entre el conocimiento de ambas civilizaciones.

Foto: Especial
Foto: Especial

Lenina y Bernad se encuentran con ambos, y a pesar del aspecto desmejorado y horrible de Linda, esta es lleva de vuelta a la civilización, donde sus iguales la ven con desagrado por su aspecto, ahí la fealdad no es aceptada. Pero John se convierte en todo un personaje al ser un salvaje.

De esta forma John va conociendo el mundo de sus padres y contrasta mucho con mundo en el que se crio, sin duda la plática más reveladora es la que surge entre Mustafá y John acerca de porque la humanidad cambio tan radicalmente y se sumió en un esclavismo del que no son conscientes y tampoco les interesa estarlo. La gente prefiere ser feliz a saber la verdad y para lograrla felicidad eliminaron varios conflictos morales, de tal forma que para John falta moral en la nueva civilización.

Todo esto surge en la llamada era de Ford y en lugar de hacerse la señal de la cruz, se realizan la señal de una T. Hay otra sociedad, la de aquellos pensadores que han llegado a tener similitudes con los pensadores antiguos, pero que al no convenir a la sociedad dominante son enviados a una isla donde continúan sus estudios, sin molestar a nadie.

Aunque el libro es muy pequeño es una gran critica a la sociedad, a los errores que se han cometido y a los que se podrían cometer en busca de una paz general. John por su parte termina siendo víctima de un mundo que no comprende.