Científicos identifican el momento en que evolucionó el cerebro humano

En comparación con nuestros antepasados, la forma de nuestra cabeza presenta un cerebelo más grande y redondo

27 enero 2018 | 16:27 hrs | Nmás1

Durante años se ha desconocido en que momento nuestro cerebro adquirió la forma que tiene actualmente: nuestros cráneos son redondos, nuestros rostros pequeños, y están más retraídos hacia el cráneo. Sin embargo, ahora, científicos alemanes han identificado con precisión ese momento.

De acuerdo a una investigación del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva en Alemania y publicada en la revista Science Advances , hay algo distinto en la forma de nuestros cerebros y cráneos, y probablemente se desarrolló hace unos 40,000 años.

En comparación con nuestros antepasados, la forma de nuestra cabeza presenta un cerebelo más grande y redondo. Esta parte de nuestro cerebro, ubicada en la parte posterior, es responsable de cosas como el control del motor y el equilibrio, así como algo de nuestra memoria y lenguaje. Además, tenemos un lóbulo parietal redondeado más abultado, el cual nos ayuda a orientarnos, planificar y prestar atención, y caras más pequeñas y retraídas que nuestros predecesores.

Las paredes laterales del cerebro se volvieron más paralelas, el área frontal se hizo más alta y el área occipital, en la parte posterior de la cabeza, se desplazó a una forma más redonda, menos “sobresaliente”

Para llegar a esta conclusión el equipo usó micro tomografías computarizadas para crear las huellas virtuales de la caja interna del cerebro. Además utilizaron estadísticas de última generación para analizar emisiones de diferentes fósiles y humanos actuales.

Hace aproximadamente 40 mil años
Lo notable del hallazgo es que la forma de nuestro cerebro cambia de manera casi perfecta con el desarrollo de comportamientos modernos, como la utilización de herramientas para tallar, la planificación, el desarrollo de la autoconciencia, el uso de idiomas e incluso los primeros dibujos de cuevas. Es decir encaja con la llamada “revolución humana” que ocurrió hace unos 40 mil años.

Como señalan los investigadores, esto no sucedió de la noche a la mañana, sino que fue el resultado de decenas de miles de años de ligeros cambios. Aunque los científicos todavía no pueden decir con certeza cuándo nuestros cerebros hicieron el cambio, están bastante seguros de que fue “en algún momento después de unos 100.000 años atrás y probablemente antes de hace 35.000 años”.

“Ya sabíamos que la forma del cerebro debe haber evolucionado dentro de nuestra propia especie, pero nos sorprendió descubrir cuán recientes fueron estos cambios en la organización del cerebro”, dijo Simon Neubauer, el antropólogo que dirigió la investigación.

Utilizando técnicas de escaneo en 3-D para examinar curvas, formas y características de 20 fósiles diferentes de Homo sapiens, que van desde 300,000 años hasta 10,000 años, los investigadores han desarrollado una teoría innovadora: nuestras formas modernas probablemente no hubieran sido posibles sin nuestros redondos cerebros más elegantes.

“Es importante tener en cuenta que probablemente no sea la forma del cerebro globular lo que sea ventajoso para la función cerebral”, dijo Neubauer. Sino que las características más redondas que se desarrollan en los primeros meses de vida de los humanos simplemente están “relacionadas con nuestro comportamiento moderno”.

El cerebro de los humanos modernos es distinto al resto de primates no solo en su forma, sino también a nivel molecular, como lo descubrió una investigación publicada en la revista Science en noviembre del año pasado.