‘Ciclón bomba’ afecta a Estados Unidos

Las advertencias sobre el temporal se extienden desde Maine hasta Carolina del Norte y afectan a una zona con unos 80 millones de habitantes

Foto: Web
2 marzo 2018 | 20:15 hrs | Clarín

Estados Unidos.- A principios de este año, un “Ciclón bomba” azotó Estados Unidos congelando literalmente su costa este. Menos de dos meses después, un fenómeno similar con fuertes vientos, lluvia y nieve vuelve a golpear a esa región, provocando la cancelación de miles vuelos y poniendo en alerta a poblaciones costeras ante el riesgo de inundaciones.

“Tomen esta tormenta en serio. Esta es una situación de vida o muerte para quienes viven en la costa, especialmente en las orillas expuestas al océano”, avisó a través de Twitter el Servicio Nacional de Meteorología en Boston. El “ciclón bomba” va a afectar en su paso a 80 millones de personas.

Se espera que ráfagas de más de 80 kph (50 mph) castiguen a la región con posibles vientos huracanados, de entre 128 y 144 kph (80 y 90 mph) en Cape Cod. Se ha pronosticado que en el área sur de Boston hasta Rhode Island se acumulará entre medio metro y 1,5 metros de nieve debido a la tormenta invernal tardía.

Entre este viernes y sábado, la nieve y la lluvia combinadas con fuertes vientos y mareas altas pueden causar inundaciones en varias zonas costeras. Los primeros anegamientos comenzaban a verse hoy en Massachusetts, pero también están en alerta estados más al sur como Nueva York o Nueva Jersey.

Las advertencias sobre el temporal se extienden desde Maine hasta Carolina del Norte y afectan a una zona con unos 80 millones de habitantes. En Nueva York, las lluvias de las últimas horas dieron paso hoy a la nieve, y las autoridades estatales tienen activado su centro de operaciones de emergencias para responder a los posibles problemas. También nevó en Ohio, el noroeste del estado de Nueva York, donde la tormenta dejó hasta 30 centímetros de nieve.

Más de 500 vuelos, cerca de la mitad de los previstos, se habían cancelado a esta hora en el aeropuerto neoyorquino de LaGuardia, el más afectado hasta ahora por el mal tiempo. En total, casi 2.200 vuelos se habían cancelado hoy en Estados Unidos, según la web de seguimiento FlightAware.

En Washington, las oficinas del Gobierno federal permanecían cerradas, mientras que multitud de escuelas de toda la región optaron por no abrir sus puertas.

El gobernador de Massachusetts, Charlie Baker, activó a 200 efectivos de la Guardia Nacional para que ayuden con la tormenta. “Prevemos ver más inundaciones severas de las que vimos con la tormenta del 4 de enero”, cuando una tormenta golpeó la región con fuertes lluvias y nieve, dijo.

En Duxbury, al sur de Boston, funcionarios exhortaron a la gente a evacuar lo más pronto posible, y el departamento de bomberos se preparaba a usar por primera vez un vehículo de rescate para zonas inundadas para ayudar a residentes varados en sus casas durante inundaciones.