Chivas y América igualan 1-1 en un Clásico que cumplió

Poco se notó la diferencia de 10 puntos que separa a ambas escuadras

Foto: Web
4 marzo 2018 | 9:42 hrs | Reforma

Guadalajara, Jalisco.- El Clásico Nacional no le falló al picante que le pusieron sus protagonistas.
Oribe Peralta, Paul Aguilar, Osvaldo Alanís y Eduardo López se encargaron de calentar el duelo entre Guadalajara y América durante la semana previa, pero el sábado validaron sus dichos en la cancha y con un empate 1-1 que resultó electrizante.

Chivas y Águilas intercambiaron golpes en el Estadio Akron y batallaron con el polémico arbitraje de Fernando Guerrero, pero tuvieron que dividirse puntos para sellar su compromiso.

Poco se notó la diferencia de 10 puntos que separa a ambas escuadras. El conjunto local sorprendió a unos azulcremas que tardaron en asentarse en el terreno de juego, sobre todo por que sus pulmones, Matheus Uribe y Guido Rodríguez, no lograban aclarar el panorama desde el medio campo.

Chivas aprovechó y comenzó a incomodar. En el ataque del Rebaño sorprendía un fornido canterano que vivía sus primeros minutos en un Clásico Nacional, Jesús Godínez.

“Chuy”, recordado por aquél gol que le hizo a Pumas el 16 de septiembre de 2017, ayer se apuntó otro recuerdo de oro cuando superó a Bruno Valdez en un arranque y fusiló a Agustín Marchesín con un zurdazo al 20′, para el 1-0 de los tapatíos.
América se lamió las heridas y enseguida buscó el arco de Rodolfo Cota.

La banda izquierda, donde habitó Cecilio Domínguez, resultó la avenida principal. De ese lado y al 23′, el paraguayo recibió un balón filtrado, acomodó el cuerpo y venció a Cota con un tiro cruzado.

El guaraní ya preparaba la clásica “T” para festejar, pero Fernando Guerrero le anuló el tanto por fuera de lugar. Ni Domínguez y mucho menos Miguel Herrera daban crédito a la marcación, ya que el azulcrema se encontraba habilitado.

Ante la adversidad, las Águilas olieron sangre y dos minutos después consiguieron el empate con un tanto de Oribe, quien antes de fusilar a Cota con una media vuelta, le rompió la cintura a Alanís, en el que quizá fue su último Clásico como rojiblanco.

El partido quería a un ganador, pero Eduardo López le negó esa posibilidad al Guadalajara al 38′, cuando perdonó a Marchesín con un tiro desviado, y Jérémy Ménez le falló al América con dos opciones claras que dejó escapar.

América entregó el liderato, Chivas todavía no gana en el Estadio Akron, pero el Clásico Nacional no le falló a nadie.