Chinampines federales

20 agosto 2017 | 18:55 hrs | Por Juan F. Aguilar de la Llave

APUNTES SOBRE FINANZAS.

La semana pasada comente a ustedes que el Diputado es un individuo designado a través de una elección popular y que lo elige el “ Pueblo”; decisión por la cual se convierte en su representante.

También cite que la función principal de las diputados es la de discutir y aprobar leyes que promuevan la satisfacción de las necesidades del pueblo que los eligió, básicamente dirigidas a brindarles seguridad, salud, empleo, educación, acciones que se sintetizan en una mejor calidad de vida.

Esto ultimo constitucionalmente se expresa en el articulo 33 fracción V de la Constitución Política del Estado de Veracruz.

Son atribuciones del Congreso:
Fracción IV
“Legislar en diversas materias, incluidas entre otras educación, salud y asistencia desarrollo social y comunitario; municipio libre; en su parte final señala así como expedir leyes, decretos o acuerdos necesarios al régimen interior y al bienestar del Estado; sin perjuicio de legislar en los demás asuntos de su competencia”.

Por la tanto puede emitir acuerdos en beneficio del pueblo.

Expreso lo anterior, porque a inicio de la semana causaron revuelo mediático las declaraciones del Director de Desarrollo Regional; Ariel Álvarez Fernández, quien comento que el Congreso de Veracruz se extralimito y violo la ley al autorizar dinero de un fondo federal 2017 para terminar obras del año 2016.

Y dijo que presento un análisis legal donde determino, que los diputados locales veracruzanos cometieron una ilegalidad al autorizar a los alcaldes a tomar dinero del Fondo de Infraestructura Social Municipal para las Demarcaciones Territoriales del Distrito federal de 2017 para concluir obras del año pasado;

Pero también dijo:
Que en su diagnostico consigna el contenido del articulo 122 del Reglamento de la Ley de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria:
“ Las entidades federales serán los responsables de cubrir los compromisos de pago generados durante cada ejercicio fiscal, a través de sus tesorerías con cargo a su presupuesto modificado autorizado del año en que se efectué el pago, incluyendo compromisos pendientes de pago generados durante el ejercicio inmediato anterior”

El tema que se trata es el acuerdo núm. 110 del Congreso de Estado, en el cual autoriza a los 212 municipios que así lo determinen, usar fondos 2017 para terminar obras incidas en 2016, inconclusas o terminadas pero no pagadas.

Porque hizo esto: Para dar solución a una obligación del estado con los municipios y de estos con el pueblo:
“Concluir un programa de obras autorizado, incluido el PEF 2016 y en el Presupuestos de Egresos del Estado 2016, fondeado oportunamente por la Federación en base a los programas previstos, que van de enero a octubre”.

Los depósitos dejaron de entregarse desde el mes de agosto o sea tres meses, con un importe estimado en mil quinientos millones de pesos, cantidad desviada por la Administración de Duarte encabezado por los funcionarios de Sefiplan; Secretario, Subsecretario de Finanzas y Administración y Tesorero ellos son los responsables directos.

Desafortunadamente ahora se discute sobre los resultados de la falta de ministración de recursos del FISEMDF 2016, que dejo a las autoridades municipales en estado de indefensión, , con obras inconclusas , adeudos a contratistas y lo mas importante: descontento social.

Situación que motivo que los propios alcaldes tomaran el palacio de Gobierno en el mes de octubre pasado y hasta contaran con el respaldo del líder panista Ricardo Anaya.

Que hizo el Congreso; dar viabilidad a un problema social, político, y financiero, pues se abandonaría el programa FISEM 2016 en perjuicio de la sociedad, en lugar de tener el beneficio programado, tendrían un perjuicio así como una inversión que seguramente se abandonaría.

Seguramente habría responsabilidades para Duarte y ex funcionarios, que solo las aumentarían, pero se perderían recursos, ahora quieren cargarle al Congreso la responsabilidad y al Orfis como su órgano auxiliar ; que en su oportunidad su titular dijo:
“ No tiene cuestionamientos técnicos adicionales al punto de acuerdo que proponen, poro que en el ámbito de su competencia , como órgano auxiliar de esa soberanía, verificara el cumplimiento de los fines previstos en dicho fondo”.

Y cual es objetivo del FISEMDF: ”Aplicarse al combate a la pobreza y el rezago social”, este es uno de los objetivos de validación del ORFIS.

Hay opiniones encontradas sobre la actuación del Congreso citando que a partir del diagnostico legal pueden ser denunciados penalmente ante instancias federales y enfrentar la justicia por violentar las leyes federales, esto ultimo son chinampines porque la materialización es sumamente complicado, al fin son diputados y el acuerdo fue tomado por mayoría.

A l respecto el Senador José Yunes Zorrilla declaro: “ El Congreso actuó con sensibilidad; que se tiene que desvincular responsabilidad a las administraciones municipales en función que se consulto en los momentos críticos a finales del 2016 a las autoridades, para que pudieran hacer frente al problema de falta de recursos federales etiquetados ; concluyo es un tema que se consulto”.

Ultimas consideraciones:
1.-El FISEMDF sea del ejercicio 2016 o 2017, se aplicará a obras y acciones publicas en los rubros autorizados para zonas pobres o marginadas.

2.- El acuerdo cumplió con un proceso legislativo, no ha sido impugnado por ninguna instancia federal; ninguna autoridad judicial ha determinado su invalidez, por lo tanto esta vigente.

3.- Los fondos del FISEMDF (tres meses) y otros del Ramo 23 están registrados en la Sefiplan como un haber a cubrir, pues nunca lo entregaron y si lo recibieron; por su parte los municipios los tendrán como un deber a cargo de Sefiplan pues no cumplieron con el programa establecido en el Presupuesto de Egreso del Estado.

4.- Ni el Congreso menos el Orfis son responsables de la mala administración de la Sefiplan, son el resultado de una solución en beneficio de la sociedad mas necesitada. A esta sensibilidad se refería el Senador José Yunes Zorrilla.

JFA. 19.08.17

*Esta es la opinión personal del columnista.