Chiapas no se rinde

2 febrero 2018 | 11:10 hrs | | Ángel Álvaro Peña

Por Ángel Álvaro Peña

 

Chiapas es un estado de habitantes rebeldes. De ahí surgieron varios mitos y muchas leyendas que dan cuenta de la valentía de sus hombres y mujeres.

Una de las más antiguas se remonta al año de 1532, cuando los chiapanecas se rebelaron contra la presencia española y éstos, mandados por el capitán Diego de Mazariegos, cercaron a los nativos con artillería, caballos y refuerzos tlaxcaltecas, hasta replegarlos cerca del Peñón de Tepetchía, en el Cañón del Sumidero, donde prefirieron morir antes de ser dominados por los españoles.

Al verse sitiadas, familias enteras se arrojaron al vacío, saltando desde el Cañón. Diego de Mazariegos se conmovió ante tal escena y ordenó un alto al fuego. Los últimos chiapanecas fueron llevados a las orillas del Río Grijalva donde habrían fundado un nuevo pueblo, Chiapa de los Indios, ahora, Chiapa de Corzo.

Leyenda o realidad, esta historia da cuenta de la valentía de los habitantes de ese lugar donde ha surgido más de una rebelión con la injusticia que padecen sus habitantes hasta la fecha.

En México, estados como Chiapas, hay otros. Muchos. Donde la dignidad es más poderosa que los intereses propios y extraños; y el amor a la tierra escribe la historia de ese lugar.

A pesar de que ocho municipios están literalmente hundidos en el agua a consecuencia de las fuertes lluvias ocasionadas por el frente frío número 25, la pugna política persiste en ellos.

Actualmente se desarrolla una disputa por el poder local entre el PRI y el PVEM, fuerza política que ha estado unida al Revolucionario Institucional desde 2006, sin abandonarlo, luego de aliarse con el PAN para impulsar a Vicente Fox a la Presidencia, mostrando un oportunismo que sigue practicando hasta la fecha, porque ahora, precisamente en Chiapas, donde consideran los verdes su bastión, ya no quieren alianzas con el PRI en esa entidad, les estorba, lo marginan, quieren no sólo concursar solos en las elecciones para elegir gobernador sino que no aceptan ninguna sugerencia del PRI  como candidato.

Acostumbrado el PRI a que su sugerencia es una orden en cuestión de candidatos a puestos de elección popular, ve con sorpresa la rebeldía del Partido Verde Ecologista de México, que quiere imponer su candidato y no le interesa seguir compitiendo al lado del PRI, pero sólo en Chiapas.

Durante el matrimonio PRI-Partido Verde, éste nunca tuvo reparo alguno por impugnar las decisiones del tricolor cuando le sugería un candidato. Ahora se llama a sorpresa ante la “imposición” del priista Roberto Albores Gleason, hijo del ex gobernador interino de esa misma entidad, Roberto Albores Guillén, de triste historia y peor reputación.

El líder estatal del Partido Verde renunció a su militancia el 21 de enero, llevándose del partido a algunos legisladores locales, presidentes municipales y ediles de la entidad

La realidad es que sin un liderazgo sólido el partido verde navega sin rumbo para donde lo lleva el viento del vencedor. El verdadero líder de ese partido es el hombre que está sentado en la silla del poderoso, ya sea del presidente de México o del gobernador.

Esta vez quiere jugar la gubernatura solo y considera que puede ganarla.

Por su parte, los habitantes de Chiapas se debaten prácticamente entre la vida y la muerte.

Por si esto fuera poco, el lunes 29 más de 400 jóvenes chiapanecos de Nueva Alianza renunciaron a su militancia y anunciaron su apoyo a Andrés Manuel López Obrador

Mientras esto sucedía en el ámbito político el último día de enero miles de maestros de las Secciones 7 y 40, adheridos a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación protestaron, con un paro de 24 horas, contra la Ley de Seguridad Interior, por considerar que atenta contra el derecho de los mexicanos al criminalizar la lucha y la protesta social.

El líder disidente aclaró que “la CNTE es apartidista, pero tampoco podemos ser indiferentes ante el proceso electoral, respeta toda forma de lucha. Una forma de lucha es la electoral, pero será el Congreso Político el que fijará su postura”.

Más lejos aún   de estos hechos, se sabe que Chiapas es el estado que más desplazados arroja a otras entidades por la pobreza que padecen los habitantes.

Según activistas y la mayoría de los chiapanecos consideran que el gobernador Manuel Velasco se ha dedicado a reprimir protestas y encarcelar trabajadores en vez de atender la crisis que enfrentan los hospitales de la entidad por falta de medicamentos, insumos médicos, de laboratorio, vacunas, material de curación, instrumental y equipo médico.

La crisis social, reflejo de un permanente enfrentamiento político, afecta también a otras coaliciones electorales. Así, la candidatura de la coalición Por México al Frente la disputa el PRD y Movimiento Ciudadano. Por el primero quiere ser Diego Varela, por el segundo María Elena Orantes, no se ponen de acuerdo y esa alianza corre peligro de romperse en Chiapas.

Por su parte, Manuel Velasco Coello, aseguró que no existe conflicto electoral alguno en la entidad y asegura que se trata de diferencias que pueden superarse.

Lo cierto es que Chiapas sufre de nuevo una crisis social que puede arrojar resultados por demás funestos. El oportunismo del Partido Verde, el autoritarismo del PRI en esa entidad, la miseria, el desmoronamiento de la oposición, muestran un panorama de pronóstico reservado. Algo es cierto, los chiapanecos, lo dice la historia, no se saben dejar, aunque les cueste la vida. PEGA Y CORRE. – Miguel Ángel Yunes Linares, gobernador de Veracruz, contrató al abogado Tony Buzbee, para recuperar parte del dinero invertido en Estados Unidos por el ex gobernador Javier Duarte de Ochoa. Buzbee informó a la revista especializada “Texas Lawyer”, que presentó a petición del actual gobernador de Veracruz, una solicitud ante la Corte Estatal de Distrito del Condado de Harris para recuperar unos 75 millones de dólares que Duarte utilizó para comprar bienes inmuebles en Houston. La firma de dicho despacho no es barata, las prioridades del gobernador Yunes se transforman en formularios que nada tienen que ver con su promesa inicial de meter a la cárcel a los que saquearon el estado y terminar con la violencia en seis meses. No ha sucedido… Esta columna se publica los lunes, miércoles y viernes.

 

Dudas y comentarios:
angelalvarop@hotmail.com
Twitter @politicosad 

*Esta es opinión personal del columnista.