“Chemsex” peligrosa moda sexual

Estas prácticas sexuales, más comunes en Gran Bretaña y España, se realizan bajo el consumo de diversas drogas y sustancias químicas

Crowd on the dancefloor, London, UK
3 octubre 2017 | 19:39 hrs | Capital

El “chemsex” (acrónimo inglés que une los conceptos de química y sexo) se ha vuelto una moda sexual que tiene atemorizados a los médicos, debido a un posible repunte en las tasas del VIH entre los jóvenes.

Estas prácticas sexuales, más comunes en Gran Bretaña y España, se realizan bajo el consumo de diversas drogas y sustancias químicas.Dichos encuentros, según testimonios, son de hasta 72 horas de sexo y drogas sin parar, ni siquiera para comer o para dormir.

El año pasado, un estudio del ‘British Medical Journal’ inglés ubicó el concepto “chemsex” en el mapa científico.

“Esta palabra se utiliza en Reino Unido para describir el sexo intencional bajo la influencia de drogas psicoactivas, sobre todo entre hombres que tienen relaciones con hombres”, indican en el reporte, Hannah McCall, Naomi Adams y David Mason.

El artículo menciona que al mezclar estupefacientes como la mefedrona y el cristal se pueden crear dependencias psicológica muy fuertes.

También señala que el cristal y la mefredona incrementan el ritmo cardíaco e impulsan una sensación de euforia y agitación sexual; mientras que el GHB funcionan como desinhibidor y analgésico de las personas que participan en estas fiestas “non stop”.

Además advierte que el pasar 72 horas en orgías, principalmente homosexuales, tiene efectos devastadores en la salud y multiplican las posibilidades de contagio sexual.

Aunque, no hay evidencia científica que vincule el aumento de las ETS con un supuesto auge de esta práctica, sí existe sospecha de que están muy relacionados.

Algunas ONGs están actuando como interlocutores de los afectados, y ayudando a que los profesionales sanitarios se conciencien sobre este fenómeno.

Hasta el momento esta práctica no se ha convertido en moda en México; no obstante, este movimiento que inició en Estados Unidos, poco a poco se ha ido extendiendo en el mundo, por lo que los médicos temen un repunte en las tasas de VIH.

Con información de: Capital

Notas relacionadas