César Camacho el alcahuete de los diputados duartistas

14 mayo 2017 | 18:45 hrs | Por Javier Roldán Dávila

La insoslayable brevedad

Hay ocasiones en que el aborto pudo ser un bien común

Si el desafuero del diputado federal por el distrito de Cosamaloapan, el priista Tarek Abdalá Saad, no ha procedido, es por una sencilla razón, César Camacho, líder del grupo parlamentario del PRI en San Lázaro, lo ha impedido.

Por un lado está el discurso vindicador de Enrique Ochoa, pidiendo castigo para todos los corruptos del partidazo y por el otro, las chicanas del mexiquense que en los hechos, impide que la justicia se aplique.

Pero para que no quede la impresión de que todo es una percepción, diremos que dadas sus atribuciones, en días pasados Camacho autorizó un viaje a Nueva York al diputado Adolfo Mota, titular de la SEV (quizá la dependencia más saqueada), durante casi todo el sexenio de Javier Duarte.

Vale decir que los viajes internacionales son difíciles de conseguir dado el régimen de ‘austeridad’ que hay en la Cámara de Diputados, sin embargo, cuando Camacho da el visto bueno todo se puede. Motita asistió a una serie de eventos sobre el tema de la Población y en el informe que presentó para justificar el viaje, afirman que había parrafadas completas de los estudios de la ONU y ni siquiera tuvo la decencia de dar el crédito.

Viaje en primera clase y 450 dólares diarios de viáticos, costó al erario público que el esperpéntico personaje se fuera a padrotear, perdón, a estudiar a Nueva York, todo con la aquiescencia del ex presidente del CEN del PRI.

Ni Mota ni los otros diputados duartistas suben a la Tribuna, incluso pasan lista y se van del salón de sesiones (obvio, huyen de los reflectores), por lo tanto, es imposible que aporten algo a la entidad veracruzana, pero eso sí, gozan de todas las consideraciones de su pastor.

¿Por qué apoya tanto César Camacho a los diputados duartistas?, piensen mal y acertarán.

*Esta es la opinión personal del columnista.