Centenares de patos han muerto en el Lago de Guadalupe en Cuautitlán Izcalli

La fiebre aviar y la enfermedad de Newcastle se encuentran en fase intensa, es decir, el contagio es grave y provoca un 90 por ciento de muerte en las aves

Foto: Milenio
29 diciembre 2019 | 10:52 hrs | El Debate | Las más vistas


Cuautitlán Izcalli, Méx.- Las autoridades estatales y federales han sido notificadas por el Ayuntamiento de Cuautitlán Izcalli sobre la muerte de 800 patos en el Lago de Guadalupe.

El director de Medio Ambiente, Gabriel Saavedra, director de Medio Ambiente, explicó que aunque el Lago es responsabilidad de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), Izcalli está a cargo de su mantenimiento y limpieza, y reportó que a diario se extraen 8 metros cúbicos de residuos.

El funcionario señaló que el Ayuntamiento notificó a las autoridades estatales y federales sobre las muertes de especies, por lo que se han tomado diversas medidas para evitar más pérdidas como la colocación de cercos donde hallaron sin vida a los animales.

Foto: Milenio

Refirió también que se han realizado necropsias a ejemplares de la zona con el fin de certificar las causas, labor en la que ha colaborado el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica).

Además, especialistas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) colaboran en investigaciones y están en búsqueda de bacterias que pueden causar los fallecimientos.

De acuerdo con datos del área de Medio Ambiente de Izcalli, la fiebre aviar y la enfermedad de Newcastle se encuentran en fase intensa, es decir, el contagio es grave y provoca un 90 por ciento de muerte en las aves, y pese a todas estas medidas, detener los contagios ha sido una labor complicada.

Foto: Milenio

“(Los patos) viven en vida silvestre. Si tuviéramos oportunidad como en una granja de vacunar a los animales, yo creo que ya hubiéramos tenido un resultado diferente. Sin embargo, en la vida silvestre y en un área tan amplia como el Lago de Guadalupe tenemos la dificultad de evitar que los patos regresan al punto donde ya murieron algunos”, señaló Saavedra.

“Tanto las heces fecales, como el mismo pato muerto producen infección en los vivos y comienzan a tener los mismos síntomas. Hemos acordonado las partes donde hemos visto o recogido patos sin embargo, insisto, es muy amplio y los muchachos con los que cuento son pocos”.

Para las labores de control del contagio, señaló, trabajan 12 personas del Municipio.

En este lago, que comprende un perímetro de 17.5 kilómetros y una extensión de mil 750 hectáreas, se han descargado aguas negras provenientes de municipios colindantes como Isidro Fabela, Atizapán, Nicolás Romero y Xilotzingo.

Foto: televisaregional.com

En 2004, el Gobierno del Estado de México creó por decreto el área natural protegida “Santuario del Agua y Forestal Presa Guadalupe”, con una extensión de mil 750 hectáreas.

Con información de El Debate