Cavitación ultrasónica, técnica que ayuda adelgazar y eliminar celulitis

Foto: web
1 noviembre 2017 | 13:00 hrs | Yoamoloszapatos.com

Todas queremos la solución más práctica para adelgazar y dejar atrás la celulitis. La cavitación ultrasónica es una técnica especializada en este problema. Esta convierte la grasa en una sustancia líquida que es más fácil de procesar y eliminar por tu cuerpo por las vías urinarias.

Este tratamiento varía de precio de acuerdo a la clínica elegida. Además, como cualquier tratamiento estético tiene sus pros y sus contras. Aquí te decimos cuáles son para que tomes una decisión informada.

Este tratamiento promete una mejora en la calidad de la piel en la zona afectada por la celulitis. Si bien es un excelente tratamiento, debes saber que su efecto durará de dos a cuatro meses dependiendo de tus hábitos alimenticios. De hecho, los resultados varían de persona en persona por esa razón. La piel mejora radicalmente desde la primera aplicación. Además, por su efecto de calor promueve la circulación ayudándote a prevenir las arañitas de las piernas. Las mujeres con sobrepeso deberán llevar a la par una dieta especializada si quieren ver verdaderos resultados. Ayuda a la circulación y promueve la producción de colágeno y elastina en la piel.

CONTRAS

-Mujeres embarazadas.

-Pacientes con sobrepeso; ya que el tratamiento sin dieta no da ningún resultado.

-Personas que tengan problemas graves de salud, como hipertensión, cáncer o venas varicosas.

Entre las desventajas de este tratamiento se encuentra la posibilidad de contraer pequeños hematomas provocados por la misma terapia. Asimismo, las chicas que tienen várices deben ser cuidadosas, ya que el estímulo de calor que emite la máquina de cavitación ultrasónica puede mover los coágulos provocando un problema serio de salud. Finalmente, es un tratamiento que debes combinar con otro tipo de terapias y dieta para que dé resultado. De no ser así no funciona.

No olvides que cualquier tratamiento estético debe ser practicado por un profesional. Busca una clínica seria, aunque no es un tratamiento invasivo, puede ser contraproducente si te lo hace una persona inexperta.