Carpetazo al caso del exfiscal Nieto, otra derrota para la oposición

El PAN y el PRD dejan que se agote el plazo para restituir al encargado de investigar los delitos electorales

1 noviembre 2017 | 9:36 hrs | El País

Los senadores mexicanos se van de puente. Los legisladores aprobaron este martes tomarse un descanso a expensas de las fiestas de los muertos y volver a sesionar el martes 7 de noviembre. El asueto entierra definitivamente la posibilidad de que Santiago Nieto vuelva a convertirse en el fiscal para delitos electorales. Las bancadas del PRI, PAN, PRD y Partido Verde han dejado expirar los diez días que tenían, hasta el viernes 3 de noviembre, para inconformarse por el cese ordenado el pasado 20 de octubre por Alberto Elías Beltrán, el encargado de despacho de la Procuraduría General de la República (PGR).

“En caso de que haya algún acuerdo de la Junta de Coordinación Política que amerite que el pleno sesione en las próximas horas o en los siguientes días, se convocará oportunamente a sesión de la Cámara”, informó esta mañana Ernesto Cordero, presidente del Senado. Pero no hubo acuerdo en la Junta. En cambio, los partidos citados acordaron realizar la convocatoria la próxima semana para iniciar el proceso de selección de un nuevo titular para la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade). La cámara alta arrancará la próxima semana la sustitución de un funcionario cardinal para un proceso electoral histórico que votará más de 3.400 cargos públicos.

Los senadores iniciarán ese debate en medio de profundas diferencias y con un clima de división que impide acuerdos previos a las presidenciales del 1 de julio de 2018.

El destino de Nieto comenzó a definirse desde la semana pasada. El jueves 26 de octubre el voto dividido del PAN y la ausencia del PRD permitieron que se aprobara la minuta de la Ley de Ingresos de la Federación. La aprobación evaporó la posibilidad de que la oposición utilizara la negociación del presupuesto de 2018 como un arma de intercambio para la restitución de Nieto. “Esta es otra que le dejamos pasar al Gobierno”, dijo a este periódico un legislador de la izquierda integrante de la Comisión de Hacienda. Un día después, Nieto retiró la objeción a su despido y dijo que no existían “condiciones” para su retorno a la Fepade.

A pesar de esto, nueve senadores del bloque conformado por el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) y Partido del Trabajo (PT), de izquierdas, pidieron este martes al resto de sus compañeros senadores su voto transparente y público para restituir o no a Nieto en el cargo. Otros grupos parlamentarios discutían en días pasados la posibilidad de hacerlo de forma secreta. “Nosotros seguimos en lo mismo. El despido de este fiscal ha violado la Constitución”, dijo en conferencia de prensa Manuel Bartlett, un expriista que hoy es cercano a Andrés Manuel López Obrador.

“Tenemos el deseo de que el bloque opositor continúe, sobre todo para lo que viene”, dijo el senador Miguel Barbosa sobre la unión de las fuerzas antagónicas al PRI y al PVEM, que pugnaban por la vuelta de Nieto. Esa posibilidad ha quedado hoy enterrada. La próxima semana comienza una nueva batalla para elegir a una nueva autoridad que investigue los delitos electorales.