Carles Puigdemont y sus “exconsellers” se entregan a la Policía de Bruselas

Carmen Lamela les acusa de sedición, rebelión, malversación de fondos públicos, desobediencia a la autoridad judicial y prevaricación

Foto: Web
5 noviembre 2017 | 7:55 hrs | El Español

Bélgica.- La Policía belga ha detenido este domingo en Bruselas al expresidente catalán, Carles Puigdemont, y a los cuatro exconsellers que le acompañan en su exilio en Bélgica en aplicación de la orden de detención y entrega emitida por la juez de la Audiencia Nacional, Carmen Lamela. Lamela les acusa de sedición, rebelión, malversación de fondos públicos, desobediencia a la autoridad judicial y prevaricación.

Puigdemont y los exconsellers se han personado voluntariamente a las 9:17 de la mañana en una comisaría de la Policía Federal belga en el centro de Bruselas. La entrega había sido pactada por los abogados con la Fiscalía de Bruselas y los cinco políticos han cumplido su compromiso, ha explicado el portavoz del Ministerio Público, Gilles Dejemeppe

Una vez en la comisaría, se les han notificado las euroórdenes en presencia de sus abogados, entre ellos el asesor histórico de ETA Paul Bekaert. Después han sido trasladados en vehículos policiales a la sede de la Fiscalía de Bruselas, donde se encuentran detenidos en estos momentos por un máximo de 24 horas. “Están privados de libertad desde las 9:17 de la mañana”, señala Dejemeppe.

Los cinco detenidos serán escuchados durante la tarde del domingo por el juez de instrucción encargado de tramitar las euroórdenes. Sus abogados estarán presentes. El juez dispone de un plazo máximo de 24 horas para pronunciarse sobre su libertad. Es decir, debe decidir antes de las 9:17 de la mañana del lunes si les mantiene en prisión provisional, tal y como pide la juez Lamela, si decreta libertad bajo fianza o les impone otras medidas cautelares.

El portavoz de la Fiscalía ha explicado que la decisión podría llegar entre las 21:00 y las 22:00 de la noche del domingo. Si el juez decreta prisión provisional, los cinco serán trasladados a una prisión belga.

Los exconsellers detenidos son Antoni Comín (que ocupaba la cartera de Sanidad), Clara Ponsatí (Educación), Lluís Puig (Cultura) y Meritxell Serret (Agricultura). En la sede de la Fiscalía de Bruselas se han congregado casi un centenar de periodistas para seguir las últimas novedades del caso.

Si Puigdemont y sus colegas aceptan voluntariamente ser transferidos a España, la entrega se realizaría en un plazo máximo de 10 días. Pero el ex presidente de la Generalitat ya ha dejado claro que se opondrá a la euroorden. Alegará que en España no se respetan sus derechos fundamentales, en particular el derecho a un juicio justo. En este caso, la justicia de Bélgica tiene 60 días para decidir sobre la entrega, prorrogables hasta 90. Es decir, Puigdemont podría quedarse en Bruselas hasta después de las elecciones del 21 de diciembre.

Los cinco detenido disponen de tres instancias judiciales para hacer valer su caso. La Cámara del Consejo, la primera instancia judicial, tomará una decisión en un plazo de 15 días. Tanto la Fiscalía como el propio Puigdemont pueden presentar recurso contra este fallo ante la Sala de Acusación, la segunda instancia judicial para la euroorden en Bélgica. Ésta dispondrá de otros 15 días para emitir su dictamen. Es decir, habría una decisión en segunda instancia para principios de diciembre. Contra este fallo todavía cabe recurso de casación, que puede alargar aún más los plazos.