Capricho

21 marzo 2017 | 11:28 hrs | Mario Noriega Villanueva

Cuando los gobiernos a todo nivel –federal, estatal y municipal–, sostienen que la educación está antes que nada y mejorar las condiciones de los niños, es una prioridad inaplazable, la profesora Celedonia Pérez López, ex regidora de un municipio de la sierra totonaca, se convierte en el principal obstáculo para que pequeñines del jardín “Kaxanatuah”, ubicado ahora en un local provisional antihigiénico y donde permanecen hacinados,  de la colonia Jardines de Coatzintla, sean trasladados a aulas nuevas y bien acondicionadas, construidas por el Ayuntamiento del vecino municipio.

Del caso ya tomó conocimiento la delegada regional de la SEV y todo parece indicar que fue turnado a la Secretaría para que desde Xalapa, se tome la decisión de reubicar a los niños en el edificio nuevo y donde estarán en condiciones totalmente higiénicas porque cumple con los requisitos pedagógicos para su funcionamiento. La maestra Pérez López, sin embargo, se niega rotundamente al cambio y expone a los niños a tomar clases en un local improvisado de 3 por 5 metros,  con paredes de lámina de zinc y techo de lámina de cartón.

Romina Amezcua, la titular de la delegación de la SEV, ya tomó conocimiento y tiene toda la información como para influir y que la Secretaría tome la decisión de obligar al cambio que no representa en lo absoluto, el cambio también –desafortunadamente–, de Pérez López, quien por cierto, podría incurrir en ilícito porque está atentando contra la salud y la educación de los niños, y porque además azuza a algunos padres de familia, cuando la mayoría está de acuerdo en el cambio, porque están viendo que sus hijos estarían en condiciones óptimas de higiene, seguridad, recibiendo clases en salones modelo.

Sin embargo, detrás de ella está la mano del ex alcalde de mala memoria de aquel municipio, Moisés Hernández Stivalet y el líder de colonos Benjamín Reyes Hidalgo, quienes han tomado el caso para medrar con intereses políticos que son el fondo de este problema y Romina Amezcua, debe saberlo como para prestarse a enjuagues de otra naturaleza porque estaría traicionando no solo a su partido, sino al interés superior de los veracruzanos y principalmente, de los niños que son la prioridad de todos los gobiernos.

El nuevo edificio del jardín de niños, ubicado a unos pasos del vetusto y antihigiénico donde hoy funciona, fue el cumplimiento de un compromiso del alcalde César Ulises García Vázquez, quien incluso hará la entrega oficial con el terreno del plantel, debidamente regularizado y las escrituras a nombre de la Secretaría de Educación de Veracruz, para que no tengan ningún problema en el futuro. Así, estarían en la mejor posición, en caso de ser necesario, de solicitar ampliaciones o más mejoras al Gobierno del Estado.

Mientras tanto, por culpa y capricho de la maestra Celedonia Pérez López, quien confunde su función, o mejor dicho, la ignora y prefiere hacer política en forma tan burda y con riesgo a que ser denunciada por delitos contra quienes representan el futuro del país y de Coatzintla en particular. Habrá que esperar la decisión de la Secretaría de Educación de Veracruz, aunque los padres de familia, se muestran prestos a trasladar a sus hijos a esas nuevas y modernas instalaciones, pero no quieren entrar en conflicto con la mentora y esperarán una decisión a favor de los niños.

Sugerencias, críticas y comentarios: mionv8@hotmail.com

 

NR. Esta es opinión personal del columnista.