Capacitación para mejorar

15 junio 2015 | 11:22 hrs |

Quienes hemos tenido que pasar días en un hospital público cuidando a un familiar, constatamos que las y los enfermeros son quienes están al pendiente de nuestro paciente. Los médicos evalúan, dan instrucciones y continúan con sus recorridos. Pero el cuidado y atención, son de quienes asisten a los galenos.

Parte de este personal de asistencia tiene que trabajar en clínicas privadas «para completar el gasto», o busca autónomamente capacitarse y seguir estudiando. A veces lo logran, pero a veces hay obstáculos que retrasan el objetivo.

Si bien por muchos años fue considerada una actividad casi exclusiva de las mujeres, en la actualidad ambos géneros comparten el gusto, la vocación y el compromiso de la Enfermería. Porque para realizar esta actividad no sólo basta el conocimiento, es necesario amar al prójimo.

Pero así como todo evoluciona y se desarrolla, la medicina se adecua a los nuevos retos, y dentro de ese amplio campo del cuidado de la salud están las personas que ejercen la Enfermería.

Me da gusto leer y conocer que el diputado Ciro Gonzalo Félix Porras ha solicitado al Congreso local que se exhorte a la Secretaría de Salud para que contemple dentro de su presupuesto anual una bolsa mayor para becas de capacitación para las y los enfermeros de los servicios de salud pública estatal.

Como sabemos, desde hace décadas nuestra Universidad Veracruzana ha formado a miles de estos profesionales. Implementó la licenciatura, la especialidad en Salud Materna y Perinatal, también la de Cuidados Intensivos y creó la maestría en Enfermería. Es decir, que por parte del Estado se han generado las condiciones para tener más y mejores asistentes médicos. Pero aún nos falta.

Ante el drama que miles de jóvenes viven anualmente, al no poder ingresar a alguna licenciatura que oferta nuestra Máxima Casa de Estudios, muchos optan por otras alternativas de formación académica en escuelas privadas. En el caso que nos ocupa no todas ofrecen el grado superior, sino el nivel técnico. No por eso son menos ante sus colegas que ostentan el grado de licenciatura, pero ante aspectos administrativos, sí. Como dijera la abuela: papelito habla.

Para el diputado Félix Porras, «la salud de los veracruzanos es un tema prioritario para el actual gobierno y se debe dar más oportunidades de profesionalización, a fin de mejorar la calidad de vida de los pacientes y las condiciones laborales de quienes los atienden.»

Por lo pronto, la propuesta se analiza en la Comisión respectiva. Espero que la respuesta sea favorable, porque si bien es cierto que estamos en austeridad, también lo es que merecemos atención de calidad en el cuidado de nuestra salud. No todas podemos pagar hospitales privados, pero como dije líneas arriba, mucho personal de enfermería que atiende en esas clínicas privadas también nos cuida en los nosocomios públicos.

Nadie está exento de accidentes ni de urgencias médicas, y el servicio público de salud –tanto federal como estatal– es el que recibe a miles de personas para su atención médica.

Por hoy es todo. Le deseo un excelente inicio de semana y nos leemos en la próxima entrega.