Canadá reta a no consumir productos estadounidenses

Los canadienses dejarán de consumir productos que vengan de su vecino del sur.

Foto: Art Babych
2 junio 2019 | 21:32 hrs | 24 Horas | Mundo


Canadá.- Ante las decisiones canadienses de dejar de consumir productos estadounidenses debido a la guerra comercial iniciada por Donald Trump, así como las declaraciones del mandatario de EU en las que llama “manso y deshonesto” al primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), podrían volver a tomar un rumbo nublado.

En una reciente encuesta realizada por la firma Ipsos Poll, destaca que 70% de los canadienses dijeron que buscarán formas de evitar comprar productos estadounidenses. También, afirma que gran parte de la población de EU dijo apoyar a Trudeau frente a Trump en la renegociación del acuerdo comercial.

Foto: Getty

La relación entre Canadá y Estados Unidos al más alto nivel enfrenta una de sus peores crisis luego de que Trump decidiera aplicar aranceles de 25% a las importaciones de acero y 10% a las de aluminio, lo cual fue criticado por Ottawa como “inaceptable e injustificado”.

En este sentido, Ignacio Mártinez, coordinador del Laboratorio de Análisis en Comercio, Economía y Negocios de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), aseguró que las medidas de los canadienses provocarían que las ventas del país americano disminuyeran, y con esto el TLCAN tendría un impacto negativo, “ya que se pondría en riesgo el capítulo de Acceso a Mercados que prácticamente estaba cerrado y los avances en el capítulo del Sector Agrícola”.

Foto: Web

Así mismo, explicó que las declaraciones de Donald Trump, afectarían el acuerdo comercial y el mandatario estadounidense “estaría dándose un balazo en el corazón”, ya que entraría en discusiones con su principal socio comercial tanto en importaciones y exportaciones.

Por otra parte, el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, abogó por reevaluar la relación con dos aliados históricos, Canadá y la Unión Europea, y criticó las políticas de subsidios de otros países que, a su juicio, “distorsionan” el comercio internacional.

“Tenemos que asegurarnos de que reevaluamos cada una de las relaciones con estos países, para así mantener un gran vínculo comercial con ellos”, afirmó.

Con información de 24 Horas