Cambia UV horarios de clases debido a delincuencia en Poza Rica

Eliminan clases que terminen a las 22:00 horas para disminuir riesgos

La UV ha tenido que tomar medidas para enfrentar la inseguridad que prevalece en la región. Foto: Noreste.
24 marzo 2017 | 8:32 hrs | Édgar Escamilla

Poza Rica, Ver.- La ocurrencia de asaltos y secuestros a estudiantes en inmediaciones de instalaciones de la Universidad Veracruzana, obligó a las autoridades universitarias en la región Poza Rica-Tuxpan, la a modificación de horarios de clases, instalación de cámaras de vigilancia y la contratación de personal se seguridad privada, reconoció el vicerrector José Luis Alanís Méndez.

“Se han implementado estrategias de seguridad particulares para cada una de las facultades de la región”, respondió en entrevista el vicerrector. Estas medidas incluyeron la revisión de los horarios a fin de poder compactarlos, lo que permite ahora que los alumnos salgan más temprano, suprimiéndose la última de las clases, que concluía a las 22:00 horas.

Desde hace dos años se contrató a una empresa se seguridad privada para controlar el acceso a las instalaciones universitarias, así como la colocación de videocámaras que graban constantemente el ingreso y las actividades que se desarrollan. Los registros, dijo, se almacenan y están a disposición en caso de algún acontecimiento delictivo.

De igual forma se ha solicitado el apoyo a las diferentes corporaciones de seguridad para que se realicen rondines en las inmediaciones de las facultades, así como el respaldo al gobierno local para la rehabilitación del alumbrado público, a fin de que los alumnos puedan transitar con mayor seguridad.

El vicerrector reconoció que los estudiantes de la facultad de Ciencias de la Salud han sido el blanco más llamativo para los ladrones. Foto: Noreste.
El vicerrector reconoció que los estudiantes de la facultad de Ciencias de la Salud han sido el blanco más llamativo para los ladrones. Foto: Noreste.

Una de las instalaciones más afectadas por asaltos a los estudiantes era la Unidad de Ciencias de la Salud, donde los delincuentes aprovechan la salida de los universitarios para arrebatarles teléfonos celulares, dinero o equipo de cómputo que utilizan diariamente en clases.

“Se ha insistido a los alumnos a que salgan acompañados. Muchas veces suelen ser blancos llamativos por portar una mochila, pero en realidad sólo transportan sus útiles escolares”, comentó el vicerrector.

En los casos de secuestros de estudiantes de la UV, la máxima casa de estudios ha emitido exhortos a las autoridades, aunque, dijo, se ha tratado sólo de hechos aislados, en los que afortunadamente los estudiantes se encuentran ya con bien. Además, de que la universidad, haciendo uso de sus recursos, les ha brindado atención médica y psicológica, posterior a los eventos.

Si bien no es una situación privativa de Poza Rica, reconoció que los índices delincuenciales en contra de la comunidad universitaria han obligado a la modificación de hábitos, sin que esto represente una mayor erogación de recursos, más allá del que se destina para el pago de la seguridad privada, ya contemplado en el presupuesto anual.