Cae en México líder de secta pederasta que era buscado por el FBI

Las autoridades suponen que durante su estancia en Chihuahua, Black recibía ayuda de sus seguidores en Estados Unidos

6 noviembre 2017 | 13:01 hrs | Proceso

Chihuahua. En un operativo realizado por elementos del FBI, la DEA, personal del Consulado de EU y de la Fiscalía de Chihuahua, fue detenido ayer el presunto líder de una secta de polígamos estadunidenses en el campo 8 de la colonia Manitoba en el municipio de Cuauhtémoc.

Orson William Black Jr., de 55 años, acusado de pedofilia, fue asegurado por las autoridades junto con otros 25 extranjeros –todos supuestamente con estatus de indocumentados en México– quienes serán turnados al Instituto Nacional de Migración (INM), según reportó El Diario de Juárez.

Las detenciones se realizaron en el rancho El Negro, donde el pasado 10 de septiembre tres ciudadanos estadunidenses -entre ellos un menor de 15 años- fueron asesinados a balazos. Se trata de Jesse L. Barlow, de 23 años, y de los hermanos Robert y Michael Black, de 19 y 15 años respectivamente, quienes compartían apellido con el hoy detenido.

Por este hecho no hubo detenidos, pero una de las líneas de investigación se enfocaba en esclarecer si los tres asesinados eran parte del grupo que habitaba en el rancho.

Durante el operativo de este sábado 4 se aseguraron al menos 13 camionetas, siete motocicletas y dos vehículos razor y animales disecados, que fueron trasladadas a bordo de grúas y camionetas proporcionadas por la Fiscalía, se dio a conocer.

De acuerdo con El Diario, Black era buscado desde el 2006 por el FBI como presunto responsable del delito de pedofilia. El hombre enfrentaba cargos de conducta sexual inapropiada con una menor en el condado de Mohave, Arizona, según reportes periodísticos basados en datos oficiales.

Black, exmiembro de la Iglesia Fundamentalista de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días con sede en Hildale y la ciudad de Colorado, también es acusado de tener relaciones sexuales con adolescentes a las que después convirtió en sus esposas.

Según el programa “Most Wanted” (Más buscados), las autoridades estadunidenses afirmaron que Black se había separado de la religión y fundó su propio grupo.

“Se cree que huyó al estado de Chihuahua en México, donde viven sus esposas y seguidores”, dice el reporte del programa de televisión.

Medios estadunidenses han dedicado espacios a la historia de Orson Black, en las cuales se dice que se separó de la iglesia mormona, después de que reclamó haber recibido una revelación que lo nombraba profeta.

El ahora detenido afirmaba a sus seguidores que mantenía una comunicación directa con Dios.

En otra noticia citada por El Diario, se indica que a los 39 años Orson se casó con una niña de 12 años de apellido Patersen en la ciudad de Colorado.

Agrega que en el 2002, una de sus esposas huyó de la casa después de lo que ella aseguró que fueron años de abuso. Tamara Phelps, de entonces 33 años, dijo a las autoridades que se casó con Orson William Black Jr. cuando tenía 17 años y él 27.

Phelps buscó y recibió la custodia de sus hijos en marzo, pero la esposa legal de Black, Amy, presentó una demanda para que ella fuera la tutora legal de los niños.

Phelps, una mujer que fue descrita como tímida y temerosa, firmó la tutela porque se sintió intimidada.

El 27 de febrero del 2003, las autoridades de Arizona presentaron cinco cargos contra Black por conducta sexual con menores, pero se dio a la fuga. Phelps y otras personas cercanas a la familia dijeron a las autoridades que creían que Black y sus otras esposas e hijos habían huido a México para vivir en una comunidad polígama.

Según las investigaciones de autoridades de Estados Unidos, Black intentó refugiarse en Colonia LeBarón, en Galeana, Chihuahua pero “cuando llegó con tres esposas y una futura novia menor de edad, los residentes lo echaron”, indican los reportes.

Las autoridades suponen que durante su estancia en Chihuahua, Black recibía ayuda de sus seguidores en Estados Unidos.

De acuerdo con El Diario, en el rancho El Negro, localizado en el campo número 8, la presencia de los primeros extranjeros estadunidenses data del 2003. Hasta este año, de acuerdo a información proporcionada por pobladores de la zona, habitaban más de 20 personas, todas ajenas a las costumbres de la región. Ninguno profesaba la fe menonita.

Narraron también a dicho medio que desconocían si se trataba de varios matrimonios, de una sola familia o de jóvenes y adultos solteros que vivían en una especie de comuna: el rancho estaba compuesto por al menos tres viviendas construidas al estilo arquitectónico de los menonitas. Se decía que se dedicaban a la ganadería.

.