Buganza, ¿santo fraude?

Su exsecretaria particular, Mónica Gasperín, ahora próspera empresaria, es candidata a Fiscal Anticorrupción

Foto: Especial.
23 enero 2018 | 13:09 hrs | Agencias

Córdoba, Ver.- El ex secretario de Gobierno de Veracruz, Gerardo Buganza Salmerón,  habría desviado cuantiosos recursos con su exsecretaria particular, Mónica Gasperín, a través de la empresa “Desarrolladora MOBRA”.

Buganza Salmerón no sólo compró una residencia a su Secretaria Particular, Mónica Gasperín Zanatta, sino también la convirtió en próspera empresaria con “Desarrolladora MOBRA S.A. de C.V.” que lo mismo compró edificios en Xalapa, celebró contratos con el Gobierno del Estado, recibió concesiones de transporte público y acaparó predios por donde se encuentra el trazo de la anunciada autopista Xalapa-Córdoba.

Y en la impunidad plena que se vive en Veracruz, el diputado con licencia Gerardo Buganza ahora promueve a su íntima como aspirante a Fiscal Anticorrupción de Veracruz.

La ahora aspirante a Fiscal Anticorrupción, Mónica Gasperín Zanatta exhibe en sus redes una vida de lujos y placer; recursos que en el 2011, cuando se estrenó como Secretaría Particular de Gerardo Buganza en la SEGOB, no tenía.

Según el Folio Mercantil 23038, Mónica Gasperín Zanatta y el ingeniero Martín Ramón Álvarez Fontán, constituyeron en la Notaria de Emeterio López Márquez la sociedad mercantil anónima “Desarrolladora Mobra”, misma que quedó inscrita en el Registro Público de la Propiedad el 16 de junio de 2015.

Mónica Gasperín en su calidad de Administradora Única de “Desarrolladora MOBRA S.A. de C.V.”, según el expediente del Registro Público de la Propiedad, acudió el 12 de abril de 2016 a inscribir una segunda acta de asamblea donde dicha sociedad aumentó su capital.

La empresa “Desarrolladora MOBRA S.A. de C.V.” no tendría ningún interés público, sino fuera porque además de Mónica Gasperín, la entonces Secretaria Particular del Secretario de Infraestructura y Obras Públicas, Gerardo Buganza, también aparece en dicho negocio Martín Ramón Álvarez quien era del grupo que manejaba los negocios de Buganza en la SIOP desde su puesto de Director General de Carreteras Estatales (DGCE).

Teniendo como “fachada” la empresa de Mónica Gasperín y Martín Ramón Álvarez, el cordobés Gerardo Buganza Salmerón compró con recursos de dudosa procedencia diversos edificios en Xalapa, como el ubicado en la avenida Mártires 28 de Agosto, donde posteriormente serían por un tiempo las oficinas de “Generando Bienestar” y las oficinas de la campaña del “Bronco Buganza”.

Según el expediente de “Desarrolladora MOBRA S.A. de C.V.” la actual aspirante a Fiscal Anticorrupción de Veracruz, Mónica de Gasperín, también compró diversos predios rústicos donde se sitúa el trazo del proyecto de la Autopista Xalapa-Córdoba, que el mismo Gerardo Buganza trató de licitar en su tiempo de titular de la SIOP.

Martín Ramón Álvarez estuvo con Gerardo Buganza tanto en la SIOP como en su último período en la SEGOB y uno de sus últimos negocios es un hotel en la zona de Boca del Río.

Martín Ramón Álvarez y Mónica de Gasperín enfrentan procesos legales debido a la falsificación de documentos relacionados con “Desarrolladora MOBRA S.A. de C.V.”, mismos que avaló el Notario Pedro Enrique García Pensado, con sede en Alvarado y amigo íntimo de Álvarez Fontán.

Como Secretaria Particular de Gerardo Buganza Salmerón, la ahora Candidata a Fiscal Anticorrupción, Mónica de Gasperín Zanatta encontró la prosperidad.

El Ex Secretario de Gobierno y actual Diputado local con licencia, Gerardo Buganza le compró a Mónica Gasperín “una casita” ubicada en Bucarest No. 12, del exclusivo fraccionamiento Monte Magno. Esta casa se encuentra a unas calles de la residencia No. 21 del bulevar Europa propiedad de Buganza, en ese mismo fraccionamiento.

Según los documentos del Registro Público de la Propiedad, esa casa era propiedad de la actual diputada federal del PRI, Sofía de León Maza, quien se la vendió a Buganza a través de su hermano el entonces Jefe de la Unidad Administrativa de la SEGOB, Manuel de León Maza. Todo se encubrió a través de un crédito hipotecario de Banorte, institución donde Manuel de León y Buganza abrieron una “cuenta fantasma” que ahora es investigada.

Como Secretario de Gobierno, Gerardo Buganza Salmerón, le entregó a su Secretaria Particular, Mónica Gasperín, cuatro concesiones de taxi en Córdoba y le amplío las concesiones de la empresa “Transportes Tepatlaxco” propiedad de la familia de Mónica.