Bruselas devuelve el golpe a Trump donde más le duele: aranceles al whisky

La Unión Europea aplica aranceles del 25% a las importaciones de productos americanos como el whisky en respuesta a los gravámenes de Trump

22 junio 2018 | 14:47 hrs | Economía Digital

La Unión Europea aplica desde este viernes aranceles extra por valor de 2.800 millones a productos procedentes de EEUU, en respuesta a la decisión del gobierno de Donald Trump de gravar las importaciones de aluminio y acero europeas. En concreto, Bruselas gravará con un 25% un total de 200 productos, como el whisky, el tabaco, los pantalones vaqueros, los arándanos, las motos o la mantequilla de cacahuete.

Los aranceles, que también afectan al zumo de naranja y al maíz dulce, se publicaron este jueves en el Diario Oficial de la UE y no se incrementarán hasta dentro de tres años o, en su defecto, hasta que la Organización Mundial del Comercio decida si el movimiento proteccionista del gobierno estadounidense contradice sus reglas.

Los gravámenes de EEUU alcanzan un valor de 6.400 millones de euros, con lo que la diferencia con el valor de los nuevos aranceles europeos es de 3.600 millones de euros. El 18 de mayo la OMC fue notificada de los nuevos gravámenes y los comisarios europeos les dieron su visto bueno el 6 de junio, mientras que los Estados miembros de la Unión han dado su apoyo a la decisión por unanimidad.

La comisaria de Comercio, Cecilia Malmström, avisa de que retirará los aranceles si EEUU elimina los suyos

Además, la UE comunicó a la OMC una segunda lista de productos a los que podrá aplicar impuestos de entre el 10% y el 50%, pero estos gravámenes solo entrarían en vigor a partir del 23 de marzo de 2021. Esta medida podría presionar al gobierno Trump de rebajar los aranceles al acero, que perjudican a una industria que exportó alrededor de 5,5 millones de toneladas de acero a Estados Unidos en 2017.

“Nosotros no queríamos estar en esta posición, pero la decisión unilateral e injustificada de EEUU de imponer aranceles adicionales al acero y aluminio de la UE no nos deja otra opción”, argumentó la comisaria de Comercio, Cecilia Malmström. La dirigente comunitaria calificó la respuesta de “medida, proporcionada y totalmente en línea con las normas de la OMC”, y añadió que “no es necesario decir que si EEUU elimina sus tarifas, nuestras medidas también serán eliminadas”.