Bienvenida La Alianza

12 enero 2016 | 16:07 hrs |

 

El leer en los principales diarios nacionales, y paralelamente en NORESTE.NET que por fin, después de varias horas de negociaciones se logró la tan anhelada –para muchos- la alianza opositora al gobierno del estado, creo que fue un triunfo para la democracia y la razón; sin embargo, creo que es un parteaguas para trabajar mas y por los veracruzanos, ya no solo preocuparse por los actores de los partidos involucrados, sino, por los veracruzanos, que se supone, por ellos, para el bienestar del ellos, se luchó porque se concretara.

Caso contrario, solo sería una lucha de poder, que en nada beneficia a los veracruzanos, a su economía, a su tranquilidad, a su desarrollo económico.

Creo que una de las instancias que se pondrán a prueba, será sin duda, la Fiscalía General del Estado; porque?

Por la sencilla razón, que se le va a dotar de independencia financiera, esto es una ventaja si actúa, no defendiendo a una persona en particular, si no, a la sociedad en su conjunto; pero la prueba de fuego va a ser cuando tenga que aplicar la ley a todos los servidores públicos que hoy día están denunciados ante la Auditoría Superior de la Federación por montos ofensivos, inimaginables para cualquier mortal, pero que rebasan los DIEZ MIL MILLONES DE PESOS.

Todo ello, bajo el nuevo esquema de la reforma penal, que dicho sea de paso, Veracruz está muy retrasado en su implementación, más allá del discurso oficial, la realidad es que muy pocos conocen la reforma penal, de ahí el temor a que mal aplique la base en que se sustenta el sistema adversarial, o conocido como la reforma penal oral.

Y digo lo anterior, porque esas denuncias, deben ser resueltas en Veracruz; por la Fiscalía como una de las partes, pero sin que se involucre a favor de algún imputado, a eso me refería cuando decía de esa independencia, si ya va a tener independencia financiera, debería o lo menos que esperamos todos es que tenga independencia de criterio jurídico, esto es, que resuelva, efectivamente conforme a derecho.

Porque a partir del 6 de junio tendremos un nuevo gobernador, que seguramente tendrá, una vez que se declare la elección legal, mucho que recomponer.

Una de esas prioridades es sin duda, hacer que esos recursos, en unas cuantas cuentas de servidores públicos, regresen al estado y se apliquen para lo que estaba etiquetado: salud y educación, principalmente, para todos los veracruzanos.

Ese es el reto de la fiscalía general, deberá ponderar en el fiel de la balanza para que se incline por aplicar la ley, esto es, en sentido estricto para que, quienes hayan violentado la ley, paguen por ello, con privarlos de su libertad y obligarlos a reintegrar los dineros del pueblo; y para ello, se debe conocer el nuevo sistema de justicia penal, porque puede suceder que por una mala conducción de la capeta de investigación respectiva, por ignorancia o, peor, por complicidad, ese servidor público, obtenga su libertad y se quede con el dinero que no es de el.

Pero eso, será responsabilidad de la Fiscalía General. No de los jueces, como casi siempre se recurre, echarle la culpa a los jueces, cuando ellos, solo resuelven con lo que tienen en la carpeta, no más, porque es al fiscal, bajo el esquema de la reforma penal, demostrar mas allá DE TODA DUDA RAZONABLE, que ese servidor público incumplió con su labor. El papel del juez, solo es aplicar y valorar las pruebas aportadas y desahogadas ante el.

Si no lo hace así la Fiscalía General, creo que esa autonomía, solo será financiera.

Porque a la Fiscalía General le va a tocar conocer de las mas de 10 denuncias que está integrando la AUDITORÍA SUPERIOR DE LA FEDERACIÓN, y tendrá que resolverlas conforme a derecho, y eso como es?

Muy sencillo, el Código Nacional de Procedimientos de Procedimientos Penales, ya en vigor en el Estado, exige que la decisión de la fiscalía general, de no ejercicio de la acción penal, deberá someterla para su análisis al juez de control respectivo. Y este, tendrá que resolver, no la fiscalía.

De esto y mas, es el valor de la nueva alianza opositora, en este y otros temas se centra la esperanza de la alianza, y creo que ese es el enorme compromiso que deberá asumir quien sea el candidato, y no me queda la menor duda, que de aquí saldrá el próximo gobernador de Veracruz.

Los demás temas si son importantes, pero este que cito lo es mas, porque si el nuevo gobernador logra regresar esos mas de DIEZ MIL MILLONES DE PESOS, que estoy seguro que así será, desviados a unas cuentas particulares, con eso se podrá detonar la economía estatal.

Se podrá pagar a los pensionados y jubilados a tiempo, se podrá pagar, sin problemas, los mas de TRES MIL MILLONES DE PESOS a diversos proveedores del estado.

Se podrá otorgar mejores salarios a maestros comprometidos con la educación; se podrá comprar cualquier cantidad de medicina para poder llevar salud -derecho constitucional que todos tenemos- a las zonas mas alejadas del estado, y por supuesto, a los hospitales de las zonas urbanas, que también carecen de medicamentos.

Con esos recursos se podrán reparar casi todas las carreteras del estado, que están en pésimo estado.

Con esos recursos de regreso se podrá reintegrar a nuestra ALMA MATER LA UNIVERSIDAD VERACRUZANA, los casi DOS MILLONES que no se les han entregado.

Por todo eso, vieron que lo más importante si es la función y actuación de la Fiscalía General del Estado?

Muchos veracruzanos ven a esta nueva alianza como el tren de la esperanza; como la última fe en la política y en los políticos, a ellos, y a Veracruz no hay que fallarles.

Pues como dice El Principito: “Solo hay que pedir a cada uno, lo que cada uno puede dar.
La autoridad se apoya antes que nada en la razón”

Bienvenida la alianza, si cumple con estas condiciones.