Basura

18 noviembre 2015 | 11:52 hrs |

Por María Luisa Martínez

Desde que la humanidad empezó a vivir en colectivos cada vez más grandes, los desechos nos han acompañado. Conforme avanzó el proceso civilizatorio, industrial y tecnológico, los problemas se agudizan. Hoy, poco sabemos qué hacer con nuestra basura.

Si mal no recuerdo, en el Siglo XIX los buitres hacían una labor sanitaria en el Puerto de Veracruz. Incuso estaba penado matar a esas aves. Pero el futuro nos alcanzó y ahora los buitres no pueden ayudarnos, porque prácticamente los hemos acabado en los centros urbanos.

En Veracruz tenemos la Ley número 847 de Prevención y Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos y de Manejo Especial para el Estado de Veracruz de Ignacio de la Llave, y la Ley de Protección Ambiental del Estado de Veracruz. Ambas, aprobadas en la década pasada.

Para reforzar el manejo de residuos, el diputado Antonino Baxzi Mata presentó una Iniciativa de Ley que Regula el Servicio de Limpia Pública en el Estado, porque «es importante hacer conciencia desde el hogar y retomar valores para cuidar el medio ambiente, porque todos los problemas surgen y pueden resolverse desde la sociedad».

Y es que el problema de la limpia pública es integral e involucra a los tres ámbitos de gobierno. Pero también es un problema de cultura ciudadana, porque no tengo la menor duda de que las botellas, bolsas y demás desechos que encontramos en nuestras calles «hayan nacido solos».

Los esfuerzos deben ser en conjunto, no más intentos aislados. En el hogar podemos empezar, pero también vemos cómo los trabajadores de Limpia Pública carecen de los elementos mínimos para realizar su trabajo. De hecho, se considera que la labor que realizan estas personas es de alto riesgo.

Si bien hay familias que separan sus desechos en orgánicos e inorgánicos y algunas hasta separan lo que se pueda reciclar, lo cierto es que a la hora de la recolección de la basura por los trabajadores municipales, todo se va en el mismo camión.

Por otra parte vemos a los trabajadores sin ninguna protección en medio de la basura. Separan lo que les puede servir a ellos para vender, como el cartón y el aluminio. Pero no tienen ni cubrebocas, botas, ropa especial, nada. Esto es grave.

En este sentido, el Diputado destacó que «en el caso de los trabajadores de Limpia Pública, es necesario darles capacitación obligatoria en todos los municipios, para que amplíen sus conocimientos y habilidades, mejoren su desempeño laboral y su percepción salarial».

En su carácter de secretario de la Comisión Permanente de Medio Ambiente, Recursos Naturales y Aguas, expuso que su Iniciativa permitiría que la gente sepa qué debe hacer con su basura y los trabajadores de Limpia Pública estén capacitados para su acopio y tratamiento: «Lo importante es que las autoridades apliquen la ley y busquen resolver ese grave problema, que atañe a todos».

Podemos hablar de falta de recursos para las áreas de limpia, y es verdad. Pero también se ha podido tener experiencias exitosas y cerca de Xalapa tenemos a Teocelo, que en 2002 obtuvo el Premio Estatal del Medio Ambiente, y en 2013 el Premio ICLEI (Gobiernos Locales por la Sustentabilidad) en la categoría Gobierno Local Responsable con la Gestión Integral de Residuos Sólidos.

 

Por hoy es todo. Le deseo un excelente día y nos leemos en la próxima entrega.