Bajo desempeño escolar

Desempeño de supervisiones escolares en el nivel estatal durante el período 2009-2013.
25 marzo 2015 | 9:30 hrs | Andrea Galicia | Poza Rica

Poza Rica, Ver.- En el nivel nacional, Veracruz figura como la entidad que menos importancia brinda a sus supervisiones escolares en el nivel básico, pues tanto en primarias como en secundarias su desempeño es el peor de todos.

De acuerdo con el Índice de Desempeño Educativo Incluyente 2013 – elaborado por la asociación Mexicanos Primero -, el cumplimiento promedio de los supervisores escolares en los 212 municipios no sólo estuvo por debajo de un resultado aceptable en el período 2009-2013, sino también del rendimiento del resto de las entidades.

Para determinar lo anterior, el estudio establece que un desempeño esperado de las supervisiones escolares oscila entre los 0.5 puntos negativos y los 0.5 puntos positivos (-0.5 y 0.5). Tan sólo en 2013 Veracruz registró -2.994 puntos, cifra incluso inferior a la mostrada por Oaxaca, la Ciudad de México, Guanajuato y Michoacán, que conforman el quinteto de estados con los valores más bajos.

Aguascalientes, Baja California Sur, Coahuila, Durango y Quintana Roo, figuraron en cambio como las entidades con mejores calificaciones, al obtener todas 0.725 puntos.

Cifras del estudio precisan que la condición de las supervisiones escolares en secundarias veracruzanas no dista mucho de la observada en primarias. En el mismo año encabezaron la lista de los más preocupantes junto con Oaxaca, Durango, Chiapas y Nayarit. En promedio, los 212 municipios arrojaron una valoración de -2.358.

Entre las causas que el Índice de Desempeño Educativo Incluyente 2013 atribuye a estos hechos, cita las dificultades geográficas y económicas a que se enfrentan los supervisores para acudir a instituciones y lograr valorar el trabajo de los docentes, pero también la delegación de responsabilidades a que recurren.

«La figura del supervisor cuenta, la mayoría de las veces, con un cuerpo de asesores técnico-pedagógicos (ATP). Estos deberían acudir a las escuelas a dar seguimiento y orientación a los docentes. Sin embargo, en la mayoría de las entidades no sucede así, ya que el sistema llegó a tal nivel de burocratización que los supervisores se dedican fundamentalmente a elaborar informes para diferentes autoridades educativas y otras dependencias gubernamentales. Mientras está ocupado así el supervisor, los ATP hacen lo posible para dividir su tiempo entre esta carga burocrática y la asesoría pedagógica», refiere.

Otro de los factores que considera el estudio, es el desinterés de los supervisores en las labores que el propio cargo exige y que en ocasiones llega a ocuparse por intereses personales.

«Una cantidad importante de supervisores son personas colocadas por el sindicato o que simplemente prefirieron alejarse de la docencia y eligieron esa posición, con intereses y perfiles ajenos a la mejora educativa», menciona.

PRIMARIAS, BASES DESCUIDADAS

Aprendizaje, permanencia y eficacia (relacionados con los alumnos), profesionalización docente, alcance de la supervisión, y participación de los padres (relacionados con los adultos), son los indicadores que el Índice de Desempeño Educativo Incluyente 2013 fijó para evaluar la mejora, avances o retrocesos de la educación en dicho año.

De estos, el de permanencia y eficacia representan otra debilidad en el sistema educativo veracruzano, específicamente en primarias.
«Un sistema educativo es eficaz si logra que todos sus alumnos ingresen puntualmente, transiten ininterrumpidamente entre niveles educativos y egresen oportunamente en el tiempo previsto por la norma», establece.

Considerando lo anterior y la escala de ponderación citada líneas atrás (-0.5 y 0.5), la entidad muestra preocupantes resultados. Mientras los valores de Guanajuato, Hidalgo, Aguascalientes y Colima superan los 1.3 puntos en lo correspondiente a eficacia, Veracruz presenta -1.076.

Por su parte, en permanencia, se ubica en el lugar 27 de 32, al alcanzar -0.824 puntos frente a los 2.348 que el primer sitio (Colima) refleja.

En términos generales, los dos únicos indicadores que denotan resultados aceptables en escuelas primarias, son la profesionalización docente y la participación de los padres. En contraparte, la permanencia y el aprendizaje han pasado de una tendencia positiva a una negativa.

La situación al interior de las secundarias es menos alarmante. Según reporta el estudio, sólo las supervisiones escolares proyectan resultados lamentables, mientras que el resto ha mostrado mejorías.

Pese a lo anterior, el estudio determina que Veracruz es una de las 5 entidades con mayor rezago educativo en el país, condición que se ha ganado desde el 2011.

En secundarias de Veracruz, se observa cierta estabilidad en eficacia y permanencia que se mantuvieron dentro de un nivel Esperado de desempeño. En aprendizaje se observa una tendencia positiva que permitió transitar de un desempeño esperado a uno alto