‘Aviadora’ del INAH llegó a Veracruz pero sólo toco tierra y voló de nuevo

Adriana Gil Maroño, investigadora del INAH Veracruz. Foto: Noreste.
17 agosto 2018 | 12:55 hrs | Manuel Carvallo | Estatal

Veracruz, Ver.- Denunciada penalmente ante la Procuraduría General de la República (PGR), por fraude y fraude procesal, según consta en el expediente número FED/VER/VER/2384/2018, señalada de “aviadora” en la delegación del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), tras descubrirse públicamente que durante más de 15 años cobró un salario en esa dependencia como investigadora, pese a vivir en el extranjero, Adriana Gil Maroño, “aterrizó” en Veracruz aunque todo parece indicar que será por un sólo día.

Y es que, Gil Maroño fue invitada (con goce de sueldo) por el Instituto Veracruzano de Cultuda (IVEC), para impartir una conferencia como parte del “Festival Afrocaribeño” que se celebra en este puerto de Veracruz.

En todo momento escoltada por otros supuestos investigadores del INAH, la mujer evadió siempre a los medios de comunicación para evitar ser interrogada sobre la denuncia penal que obra en su contra desde hace un mes y que fuera presentada por trabajadores del mismo instituto.

Pese a la sobreprotección que tuvo en todo momento, no pudo evitar las preguntas de la prensa, las cuales se negó a contestar, siempre limitándose a decir solamente que ella llegó para hablar del Veracruz amurallado en el siglo XVIII y de ahí nadie pudo sacarle una palabra más.

Sin nada más que decir, la mujer dio la vuelta dejando a los reporteros parados abajo del escenario donde expuso su charla, ante no más de 15 personas, ya que la gran mayoría se retiró del auditorio del IVEC, antes de su llegada, pues arribo 45 minutos más tarde de lo estipulado en el programa del Festival Caribeño.

Adriana Gil Maroño, en breve será llamada a declarar en torno a la Carpeta de Investigación número FED/VER/VER/2384/2018, radicada en la mesa 1 de la Agenciaa del Ministerio Público Federal a cargo del licenciado Rogelio Villalobos Arreola, por la acusación que hace Raúl Valencia Hernández en representación de decenas de trabajadores del INAH.

Precisamente, Valencia Hernández en días pasado se apersonó en la PGR para hacer entrega al agente del Ministerio Público Federal, para exhibirle datos de prueba como datos de convicción idóneos para establecer razonablemente la distancia de hecho delictivo y la probable responsabilidad de la imputada Adriana Gil Maroño.

Entre esas pruebas documentales privadas se encontraba papeles que muestran la residencia de Adriana Gil Maroño en la ciudad de Houston, Texas y otras pruebas de presunción sobre este hecho delictivo.