Autopista México-Tuxpan, un lujo para vacacionistas

Muchos vacacionistas prefieren el camino largo para no pagar cuotas

Aunque la nueva autopista ahorra tiempos y se encuentra en mejor estado, resulta excesivamente cara para los automovilistas. Foto: web.
17 julio 2018 | 8:11 hrs | Isaac Carballo Paredes

Poza Rica, Ver.- Pese a que la autopista México-Tuxpan acortó el tiempo de traslado del centro del país hacia la zona norte de Veracruz, todavía hay vacacionistas que prefieren transitar por la carretera libre, sin embargo, afirman que circular por esta vía resulta toda una odisea, ya que la arteria se encuentra en deplorable estado, sin embargo, muchos se arriesgan a recorrer la vialidad con tal de no pagar los más de 800 pesos de casetas de peaje por viaje redondo.

Si bien es cierto que la autopista México-Tuxpan conecta a la capital del país con el puerto de Tuxpan en poco más de tres horas, el gasto que representa para un viajero que desea descansar en las playas de la zona norte de Veracruz, no es tan accesible.

Debido a los baches, los autos transitan lentamente, lo que beneficia a ladrones. Foto: Noreste.

Tan solo entre la Ciudad de México y el puerto de Tuxpan, los visitantes deben pagar cinco casetas aproximadamente: Ecatepec, en el entronque San Cristóbal-Tepexpan; Asunción, en el libramiento de Tulancingo; Nuevo Necaxa, Miahuapan que se encuentra en el entronque Ávila Camacho-Tihuatlán; y la caseta del entronque Tihuatlán-Tuxpan.

En estas casetas el visitante se gasta más de 400 pesos aproximadamente, solo de ida o vuelta, esto sin contar los más de 600 pesos de combustible que deben comprar para abastecer el viaje en un automóvil de cuatro cilindros, son en promedio alrededor de 2 mil pesos un viaje redondo por la autopista.

Ante este fuerte gasto, una gran cantidad de familias opta por recorrer la carretera libre, una vialidad abandonada desde el Estado de Hidalgo, Puebla y Veracruz, pero que durante esta temporada vacacional de verano comienza a observarse con mayor flujo vehicular.

La vieja carretera no ha sido olvidada, al menos por los automovilistas y ladrones. Foto: Noreste.

Sobre toda la carretera hay hundimientos, baches, zanjas y algunas zonas están completamente destruidas, lo que provoca fallas mecánicas y accidentes, incluso hay quienes afirman que esta clase de averías beneficia sólo a los ladrones, ya que los desperfectos hacen que los vehículos avancen de manera lenta.

Los ciudadanos exigen que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) inicie una reconstrucción de la vía, ya que en la temporada de lluvias se volverá intransitable; actualmente afecta el flujo de vacacionistas a las playas de la zona norte de Veracruz.