Automovilistas denunciaron los daños de sus autos a causa de baches en Río Blanco y Nogales

Los disconformes acusaron que presentaron fotografías del lugar del accidente, imagen del auto dañado, y presupuesto de la reparación de la unidad, por lo que esperan pronta respuesta

Foto: web
25 julio 2017 | 9:15 hrs | Emilio González

Orizaba, Ver.- Los baches que se encuentran en avenidas de los municipios de Río Blanco y Nogales provocan daño mecánico a los automóviles; ante esto, los afectados presentaron una denuncia ante el Tribunal de lo Contencioso Administrativo del Poder Judicial de Veracruz. Y así lo hicieron una decena de conductores que sufrieron perjuicio en vehículos de hasta 4 mil pesos.

Los disconformes acusaron que presentaron fotografías del lugar del accidente, imagen del auto dañado, y presupuesto de la reparación de la unidad, por lo que esperan pronta respuesta del Tribunal.

“Aunque puede demorar el proceso, los ciudadanos que comprueben que su unidad sufrió daños a causa de los baches existentes en la ciudad, pueden recibir una indemnización por parte del municipio”, dijo el vocero del Colegio de Abogados en el valle de Orizaba, Leonardo Hernández Coyohua.

Destacó que la Ley de Responsabilidad Patrimonial de la Administración Pública Estatal y Municipal del Estado de Veracruz de Ignacio de la Llave se establece “derecho a la indemnización del que gozan los particulares en los casos de actuación indebida de la Administración Pública”.

Al mismo tiempo, el artículo tercero de esta ley señala que “la actuación irregular de la administración pública origina el derecho a la indemnización” y en el cuarto se establece que “la lesión patrimonial, que incluye el daño moral, debe ser evaluable en dinero, real y directamente relacionada con una o varias persona”.

De igual forma, se indica: “Los ayuntamientos están obligados, de conformidad con el Código Hacendario Municipal, a incorporar en sus presupuestos, una partida destinada a cubrir los pagos indemnizatorios derivados de la responsabilidad de la Administración Pública municipal”.

El mal estado de las calles, entonces, les genera a los ciudadanos el derecho a la indemnización, es decir, que si alguien sufre un daño patrimonial en su vehículo o un daño físico debido a los baches de Río Blanco o Nogales, dichos gobiernos tienen la obligación de resarcir el daño económicamente.