Aristóteles-Aportela con Pepe

19 abril 2018 | 23:42 hrs | Carlos Jesús Rodríguez | Carlos Jesús Rodríguez

AHORA QUE algunos rumores esparcidos aseguran que el candidato de la coalición PRI-Partido Verde estaría por pactar una alianza de facto con el Movimiento de Regeneración Nacional –aun cuando ni siquiera inicia formalmente la campaña rumbo a la gubernatura-, es bueno saber de boca del propio aspirante, José Francisco Yunes Zorrilla, que ni en sus peores pesadillas declinaría por nadie, y más conocer el ánimo ganador que le acompaña pese a las encuestas amañadas o pagadas que le colocan en el tercer lugar. El oriundo de Perote dice que va a ganar la elección de Julio, y no tendríamos por qué dudarlo si consideramos que en Veracruz hay 30 por ciento de electores que aún no deciden por quién sufragarán, y que muchos de ellos no se atreven a decir abiertamente su inclinación por temor a la burla o el escarnio, ya que se ha tornado como una especie de linchamiento si en redes sociales externas que votarás por el PRI, y acaso la gente no desea abrirse ni siquiera a los sondeos, pues de acuerdo a una empresa encuestadora, de 100 llamadas que hacen, solo un 25 o 30 por ciento responde a medias, ya que hay temor de que sus datos sean mal utilizados. En ese sentido, Yunes Zorrilla se muestra confiado, sobre todo porque grupos importantes de jóvenes y mujeres lo observan con aceptación por su personalidad caballerosa y atenta que inspira confianza en esos sectores tan soslayados por los gobernantes, e incluso le han pedido reuniones para ofrecerle su respaldo.

POR LO pronto, y para contrarrestar el efecto causado por los “viagras azules” -encabezados por Felipe Amadeo Flores Espinoza-, ya se prepara en encuentro de Yunes Zorrilla con militantes de esa organización que decidieron no seguir los pasos del oriundo de Cotaxtla, lo que demostraría que se fueron unos cuantos, concretamente aquellos que deseaban acaparar los puestos de elección popular para ellos o sus familias sin darle espacio a las nuevas generaciones. Esos debieron irse hace muchos años, pero esperaban acechando que se les otorgara una candidatura a sus hijos, esposas o parientes, como venía ocurriendo en el Revolucionario Institucional y continúa sucediendo en algunos casos, aunque son vicios que se deben extirpar del “tricolor” para oxigenarlo y rejuvenecerlo.

COMO FUERA, Pepe Yunes deja en claro que no habrá negociación ni de primera ni de última hora con los candidatos del Movimiento de Regeneración Nacional, Cuitláhuac García Jiménez ni, tampoco, con el del PAN-PRD, Miguel Ángel Yunes Márquez, ya que tiene la convicción de ganar, así como, también, desmiente a quienes han tratado de difundir esa versión acaso para respaldar a otros abanderados, lo que resulta equívoco. Yunes Zorrilla iniciará su campaña en tiempo y forma acompañado de personajes incorruptibles, acaso del ex titular del Servicio de Administración Tributaria, Aristóteles Núñez que aunque de padre oaxaqueño, su madre es de Tezonapa, en la zona centro del Estado, lo que le permite asumirse veracruzano, y acaso, también, del ex subsecretario de Hacienda y Crédito Público, Fernando Aportela Rodríguez, quien el miércoles 7 de Septiembre del 2016 presentó su renuncia al igual que Núñez Sánchez luego de que Luis Videgaray dimitiera para convertirse, posteriormente, en Secretario de Relaciones Exteriores.

NÚÑEZ NACIÓ el 21 de agosto de 1969 en Huajuapan de León, Oaxaca –aunque es de madre veracruzana-. Tiene licenciatura en Administración Industrial con Especialidad en Finanzas y ha sido Subsecretario de Ingresos en la Secretaría de Finanzas del Estado de México, de 2007 al 2012; fue también jefe de Proyecto de la SHCP en la Dirección General de Recaudación. Ocupó diversos cargos en el Instituto de Protección al Ahorro Bancario, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y el Servicio de Administración Tributaria, y al inicio de su carrera política se desempeñó como representante de Metepec, Estado de México, donde fue vicepresidente del Gabinete Regional 13 Bis Mete, y durante 4 años fue titular del SAT donde encabezó las investigaciones sobre paraísos fiscales destapados por ‘Panamá Papers’, en los que se vieron involucrados empresarios y artistas mexicanos. De igual manera, gracias a él se comenzó a auditar a cinco gobernadores, entre ellos Javier Duarte de Ochoa y a cinco funcionarios veracruzanos por su presunta participación en un fraude a la administración estatal.

APORTELA RODRÍGUEZ, por su parte, es licenciado en Economía por el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y Doctor en Economía por el Massachusetts Institute of Technology. Ha sido Subsecretario de Ingresos en el Gobierno del Estado en tiempos de Miguel Alemán Velazco; Investigador Gerente en la Dirección General de Investigación Económica del Banco de México y subsecretario de Hacienda y Crédito Público con Luis Videgaray, desde donde ayudó a crear la primera deuda de infraestructura educativa del País para renovar escuelas. Previamente trabajó en banca de inversión en Protego Asesores y Evercore Partners, donde ayudó a refinanciar la deuda del Estado de México. Actualmente es titular de la firma Altor, con la cual ayuda a empresas a obtener financiamiento para su expansión y asesorar a gobiernos, mientras que Aristóteles Núñez, uno de los ex funcionarios federales más respetados en el ámbito político no solo incrementó la recaudación fiscal sino que llevó a prisión –gracias a las auditorías realizadas- a los ex gobernadores Javier Duarte, de Veracruz, y Roberto Borge, de Quintana Roo, entre otros.

SI AMBOS personajes aceptan, como al parecer, ya lo hicieron, sumarse a la campaña de Pepe Yunes, vestirán, sin duda, de honestidad a un proyecto que ya arranca con buena dosis de ese comportamiento, pues el de Perote se le reconoce como un político honrado, caballeroso y atento. Aristóteles y Aportela vendrían a darle mayor credibilidad, y acaso aquéllos que aún no deciden su voto, lo hagan a favor del priista conscientes de que llevaría en su futuro gabinete a hombres de bien. Y es que de Núñez Sánchez se cuenta que conoce lo bueno y lo malo del sistema; a lo malo lo combatió hasta donde pudo o hasta donde lo dejaron. Es producto de la cultura del esfuerzo como Luis Donaldo Colosio y tiene una visión de calle, pero también del sentir de la población en diferentes niveles, y lo mismo puede entender y escuchar a un locatario de mercado que a un alto empresario. Así las cosas. OPINA carjesus30@hotmail.com

*Esta es opinión personal del columnistas