“Argonáutica”, formas geométricas que recrean el periplo de Jasón

La sobriedad y el colorido de la secuencia de esculturas sobresalen en el espacio-tiempo que el MAX les asignó

Foto: Ana Martina Ortiz
23 mayo 2017 | 18:32 hrs | Ana Martina Ortiz León

Xalapa, Ver.- Cerámica, cobre y variedades de madera son las materias que Arturo Jiménez Illescas moldea, ensambla, talla y pinta en “Argonáutica, interpretaciones desde una perspectiva escultórica” que se exhibe en la Galería del Mezzanine del Museo de Antropología de Xalapa (MAX).

Foto: Ana Martina Ortiz
Foto: Ana Martina Ortiz

Las dimensiones de las formas geométricas que recrean el periplo de Jasón y los Argonautas están determinadas, escribe Fernando N. Winfield Reyes en el texto de sala, “por la proporción, la forma, el propósito del color que supera lo fortuito, su poderoso simbolismo abierto y las relaciones espaciales que cada pieza o cada instalación establece”. Éstas también develan que la arquitectura es la profesión que ejerce el artista.

Foto: Ana Martina Ortiz
Foto: Ana Martina Ortiz

Los títulos: “Medea”, “El vellocino de oro”, “Jasón”, “Dragón”, “Simplegades”, “Los toros de Eetes”, “Heracles” y “Teseo”, entre otros, una vez más actualizan el mito descrito en el poema épico de Apolonio de Rodas –“Argonáuticas”– y desafían a los espectadores “a imaginar, a recrear y a encontrar en diversas lecturas un modo de renovada inspiración, como nos lo dice en la convicción de quien se anima y nos comparte este singular viaje de asombros e interpretaciones desde una perspectiva escultórica”.

Foto: Ana Martina Ortiz
Foto: Ana Martina Ortiz

La sobriedad y el colorido de la secuencia de esculturas sobresalen en el espacio-tiempo que el MAX les asignó; su colocación no fue fortuita sino intencionada, revela Fernando N. Winfield Reyes en la parte final de su texto, para dar sentido al espacio-relato “en la construcción escultórica de una geometría poética que alude a un mito, a un recorrido de lugares y a un tiempo”.

Foto: Ana Martina Ortiz
Foto: Ana Martina Ortiz

“Pero esta obra queda abierta también a la interpretación y asociación de muchas historias, algunas dolorosamente contemporáneas: la traición y el engaño como modus operandi del poder y la política; el viaje como proyecto de vida y geografía de la esperanza última en las innumerables migraciones humanas, o el fin de la existencia como la verdadera extinción de los afanes heroicos, más allá del miedo, el valor o el destino”, es el exhorto final para apreciar “Argonáutica” que permanecerá abierta al público hasta el 18 de junio y que es, también, la primera exposición individual de Arturo Jiménez Illescas.

Foto: Ana Martina Ortiz
Foto: Ana Martina Ortiz

Notas relacionadas