Anuncia Gobernador llegada de 250 elementos federales 

5 enero 2017 | 19:26 hrs | Andrés Salomón

Veracruz, Ver.- El gobernador Miguel Ángel Yunes Linares lamentó que haya gente que provoque a veracruzanos para que realicen actos vandálicos, además garantizó que las tiendas de autoservicio estén abiertas para evitar el desabasto de alimentos.

Anunció que este día llegaran 250 elementos de seguridad federales para garantizar la paz y tranquilidad, tras diálogo con el gobierno federal.

“El compromiso fue la llegada de 250 elementos federales primero y en los próximos días se duplicará el número, para que haya mayor seguridad en la zona conurbada Veracruz-Boca del Río, o en el municipio que así lo necesite”.

Asimismo, anunció que van más de 150 detenidos por hecho de vandalismo, los cuales no saldrán en los próximos 10 años.

En conferencia de prensa, en conocido hotel de Boca del Río, Yunes Linares precisó que esta situación se originó por las protestas con el incremento a los combustibles, sin embargo, gente que fue engañada, además de personas que si se dedican a delinquir, tomó esto como pretexto para ocasionar saqueos y desmanes en varios puntos del estado.

El mandatario estatal expuso que esta misma noche comenzarán a llegar a Veracruz 250 elementos de la Policía Federal para apoyar a la Policía Estatal, Fuerza Civil y a todas las corporaciones que llevan a cabo tareas de seguridad en Veracruz.

“Ese primer grupo de elementos se distribuirán en donde se requiera su presencia, en plena coordinación con el gobierno del estado”.

Informó que hasta este momento, hay 155 personas detenidas, “los últimos fueron detenidos en Minatitlán, 12 personas que están puestas ya a disposición de la Fiscalía General del Estado y seguramente al igual que el resto serán sometidos a proceso, y serán severamente sancionados”.

“Pueden estar en la cárcel hasta diez años, son delitos graves, son delitos en donde los tenemos perfectamente detectados, sabemos dónde viven y quienes son”.

Descartó que se trate de grupos  de choque o tengan estos saqueos tengan algún tinte político, “no vi con toda sinceridad ningún color, ningún partido”.