Antidoping a taxistas en noviembre

Concesionarios se inconforman por representar otro gasto

A decenas de taxistas incluso los empadronaron el último día debido a la falta de dinero. Foto: Noreste.
25 octubre 2017 | 8:32 hrs | Isaac Carballo Paredes

Poza Rica, Ver.- Concesionarios del transporte público de Poza Rica todavía no se recuperan el gasto económico que ejercieron durante la primera etapa del programa de reordenamiento vehicular, cuando ya está próxima la erogación de más dinero, ahora para la aplicación de exámenes antidoping; esta segunda etapa inicia el próximo 15 de noviembre.

De acuerdo con Jesús Pérez Castellanos, secretario general del Sindicato de Taxistas de la Delegación 6 de la CTM, no han recibido información alguna de los trámites que deberán realizar durante la segunda etapa del citado programa, sin embargo, están conscientes que los procedimientos les costarán más dinero a los concesionarios.

La primera etapa del programa de reordenamiento del transporte público en Veracruz, consistió en el empadronamiento de todos los conductores de la entidad, la fecha límite para realizar este trámite venció el 30 de septiembre, dando como resultado el empadronamiento de 81 mil, el número de permisionarios en Veracruz.

Son éstos los que podrán participar en la segunda etapa que inicia el próximo 6 de noviembre con la aplicación de una revista vehicular, así como el análisis de todos los expedientes en una mesa intersecretarial, para validar todas las concesiones del transporte.

El 15 de noviembre iniciará la aplicación de pruebas del famoso antidoping, donde autoridades de Salud y del Transporte Publico checarán tres sustancias sicoactivas, tales como la marihuana, la cocaína y las metanfetaminas. Este análisis tendrá un costo de alrededor de 380 pesos por conductor empadronado.

Pérez Castellanos indicó que del resultado de esta prueba depende la expedición de tarjetones a los choferes, la entrega de concesiones que no estaban regularizadas o el refrendo de las mismas, así como el reemplacamiento de todo el transporte público.

“El examen de antidoping tiene un costo y es lesivo para el trabajador, el trabajo no es bueno, algunos apenas y sacan para llevar el sustento para su familia y ahora deberán pagar por este examen que afecta su economía”, dijo el líder de taxistas.

En este sentido el Secretario General del Sindicato de Taxistas de la Delegación 6 de la CTM, subrayó que hasta el momento las autoridades de la delegación de Transporte Publico, no les han informado sobre estos trámites, aunque sólo restan algunos días para que inicie la segunda etapa del programa.