Anticipan tiempos difíciles

4 abril 2017 | 18:19 hrs | Carlos Jesús Rodríguez

CON TODO y reestructuración de la deuda pública aprobada por el Congreso Local, para Veracruz se anticipan tiempos difíciles en lo económico, por lo que tendrá que vigilarse con lupa el destino de los escasos recursos para evitar la tentación de que pudieran ser desviados hacia temas electorales que, como bien lo dijo la Arquidiócesis Primada de México en su editorial del semanario Desde la Fe: “los mexicanos sostenemos una democracia cada vez más cara, pero a costa del dinero público tirado, literalmente, a la basura”. Y es que de acuerdo con el reporte anual del auditor de la Cuenta Pública, Veracruz se encuentra incumpliendo con la métrica de Pasivo Circulante o pasivo exigible a corto plazo, esto es, con las obligaciones que tiene el Gobierno con quienes le prestaron dinero para el pago de intereses, lo que ha elevado el monto de los débitos contratados por su antecesor Javier Duarte, aunque a decir verdad, es deuda institucional que deben pagar los sucesores.

YA LA diputada –que no experta en economía-, Dunyaska García Rojas (bastante exótico el nombrecito) anticipó que raya en la usura el cobro realizado por instituciones bancarias bajo concepto de deuda pública adquirida por anteriores gobiernos, aunque ignora que no es culpa de los bancos o instancias fiduciarias que prestaron ese dinero, sino de quienes lo aceptaron en esas condiciones. Las instancias de crédito ahí están, y no obligan a nadie a adquirir compromisos, y aunque la legisladora se escandalice porque este año el Gobierno de Miguel Ángel Yunes tendrá que pagar alrededor de 5 mil millones de pesos por compromisos adquiridos, de los cuales 3 mil 800 millones serán por intereses y sólo 1 mil 90 a capital, lo cierto es que nada se puede hacer, salvo reestructurar esos débitos que, se quiera o no aceptar, aumentará el monto de la deuda, puesto no es lo mismo pagarla a 30 años que a 50, y aunque disminuyen las obligaciones cada 30 días, si se considera que serán 50 años de intereses, estos, por supuesto, elevan el monto original.

VERLO CON sentido simplista, como lo observa la legisladora es producto del servilismo a su jefe el Gobernador Miguel Ángel Yunes, y en ese sentido insiste en que es indignante que Veracruz pague 77 por ciento de intereses y sólo 22 por ciento a capital, y aduce que el dinero destinado al primer rubro bien podría canalizarse para sueldos de trabajadores del Estado, fortalecimiento de la seguridad pública, compra de medicamentos y otros compromisos, y en ese rosario de buenas intenciones, sueños y elucubraciones cree que se ahorrará dinero para semejantes “dispendios”, cuando en Veracruz se encuentran pendientes dos procesos electorales: la renovación de 212 alcaldías en Junio de este año, y la Gubernatura y otra vez las diputaciones locales y Federales, contiendas en las que el yunismo buscará asegurar el triunfo de su clan, como en Corea del Norte lo hizo, primero Kim Il-sung, el fundador de aquella “República” considerado el Presidente Eterno que heredó el trono a su hijo Kim Jong-il, y este a su vez, a su hijo menor y nieto del primero, Kim Jong-Un, considerado, actualmente, por el mundo como uno de los dictadores más crueles del planeta, algo que podría sucederle al Estado.

VERACRUZ VIVE momentos difíciles en los social (con una inseguridad que no cesa), en lo económico (con adeudos heredados que impiden proyectos de beneficio colectivo) y en lo político (con la imposición de candidatos a alcaldes, incluido, el de Veracruz que dará pauta a otra coacción: el nombramiento de Miguel Ángel Yunes Márquez a la gubernatura el próximo año, y tal vez en el 2024 la de Fernando Yunes Márquez al mismo cargo, que al fin y al cabo, por conveniencia de Ricardo Anaya el PAN dejó de ser un partido social para convertirse en coto de poder de una familia).

BAJO EL título: “Elecciones de escándalo”, el clero católico critica que mientras la pobreza e inseguridad invade al País, solo en las elecciones de Gobernador en el estado de México, Coahuila, Nayarit y Alcaldes en Veracruz, el Gobierno Federal gastará (decimos Gobierno Federal porque los recursos que recibe el INE y los partidos emanan de este) la friolera de 4 mil millones de pesos, y en el Estado, donde sólo se elegirán 212 presidentes municipales, el desembolso será de 1 mil 300 millones de pesos, algo que la diputada Dunyaska García Rojas no reclama para obras y ni siquiera critica, porque busca el beneficio de su partido y la posibilidad de ser en el 2018 ¡otra vez! Legisladora Federal, que para eso son las complicidades del poder.

EL COSTO del proceso electoral de este año aumentó 52 por ciento en comparación con las elecciones de 2011, por lo que los curitas recomiendan que en las disputas prevalezca la idea del bien común “porque todos estos despilfarros electorales, todos estos gastos ostentosos, toda esta avaricia son escándalos intolerables”. Pero nadie les hace caso, y en ese tenor se impone la guerra sucia, descalificaciones y manipulación de la verdad entre candidatos que, con tal de alcanzar la gubernatura en los tres Estados mencionados y las 212 alcaldías, se acusan mutuamente de corrupción y de beneficios desmedidos, imponiendo como banderas la mentira institucionalizada, la pobreza no reconocida y la mujer instrumentalizada, lo que pondrá en evidencia que la reforma estructural político-electoral valió para lo mismo.

PERO DECÍAMOS que se avecinan tiempos difíciles en lo económico para Veracruz y el País debido a los elevados intereses que deberán pagar los Gobiernos Federal y Estatal, producto de un endeudamiento que no se justifica, y aunque en la cárcel se encuentran ya parte de los responsables del saqueo, lo cierto es que, difícilmente podrán quitarles nada, pues seguramente las verdaderas fortunas –y no unos cuantos pesos como los encontrados en la residencia de Carlos Aguirre Morales- se encuentran ya en alguno de los 73 paraísos fiscales alrededor del mundo, como Islas Caimán, Andorra, Corea, Anguila, Letonia, Antigua y Barbuda, Líbano, Aruba, Liberia, Austria, Liechtenstein, Bahamas, Luxemburgo, Macao, Barbados, Malasia, Bélgica, Maldivas, Belice, Malta, Bermudas, Islas Marshall, por citar algunos, en tanto Veracruz se debate en crisis con nuevos créditos solicitados por el actual Gobierno. Al tiempo. OPINA carjesus30@hotmail.com
*Esta es opinión personal del columnista