Angelina, una niña extraordinaria que escribe sobre discriminación

Foto: Noreste
15 julio 2018 | 19:31 hrs | Ana Martina Ortiz León | Arte y Cultura

Xalapa, Ver.- Hace tres años un cartel que vio pegado en su escuela primaria, el Colegio Pedro de Gante, llamó la atención de la niña Angelina Cruz Morfín, pues anunciaba un concurso inédito que promovía el Instituto Municipal de la Mujer de Xalapa para conmemorar el Día Internacional de la Niña: Historias de Niñas Extraordinarias.

Su madre Angelina Morfín recuerda que su hija llegó emocionada a su casa y le comunicó la noticia. La apoyó escribiendo en la computadora lo que le dictó y enviando por correo electrónico el cuento “La princesa vengadora”, que narra las aventuras de una niña que sueña con tres personajes populares en el imaginario infantil: Frankenstein, la Dama de Negro y un vampiro. Consiguió el sexto lugar y su publicación en el primer volumen.

“Bondad sobre ruedas” es el segundo cuento que Angelina envió para la convocatoria de Historias de Niñas Extraordinarias 2016, en el que aborda el tema de la discriminación, pues Alana, una de las protagonistas, anda en silla de ruedas y gracias a su participación el equipo de niñas, al que los niños calificaron de débiles por su condición de género, gana la competencia de patinaje.

Angelina logró otro espacio en el segundo volumen, pero no obtuvo uno de los tres primeros lugares sino el quinto. Como le gusta mucho escribir y leer, además de que aún no entra en la adolescencia, pues cumplió once años, para el tercer concurso mandó dos cuentos.

“Participar significa mucho para mí porque las niñas de Xalapa están haciendo todos estos cuentos y espero que también sean de todo México y de todo el mundo. También hacemos que los varones o niños aprendan que las niñas valemos, somos fuertes y así. Invito a que las niñas participen en estos concursos y que ayudan a que escribamos y practiquemos la lectura; también pido a los papás a que nos compren libros”.

Mientras habla y expresa sus pensamientos con absoluta libertad y seriedad, su mamá sonríe y aprueba con la cabeza lo que dice. La explicación es lógica:

“Para nosotros como papás nos sentimos alegres por ver el avance que tienen nuestros hijos y estos concursos son un estímulo y los ayudan a superarse. El diario que les puso a hacer la maestra Belén, que le dio clases en segundo año, tenía el propósito de que tuvieran mejor redacción, mejor letra, pero hay niños que les va floreciendo el gusto por la escritura y a ella le gustó, se quedó con ese hábito y ahora todo el tiempo escribe”.

Foto: Noreste

La encargada del Departamento de Promoción y Desarrollo de la Cultura del Ayuntamiento, Nancy Correa Grande, llama a varios funcionarios municipales y a la niña Angelina a que pasen al frente para inaugurar la segunda edición del Manantial de Lectura, realizada en la Plaza San José.

Después de que éstos aseguran que la actividad visibiliza el papel de los libreros, como el de don Manuel que lleva 50 años de trayectoria en la promoción y el fomento de la lectura; que la cultura huasteca es un componente importante en la identidad cultural de Xalapa; que están abriendo varios escenarios para la difusión del arte y que en el tercer concurso de Historias de Niñas Extraordinarias se recibieron más de 200 cuentos que reflejan el pensamiento de las niñas xalapeñas y que desde esta edad se aprenda a reconocer la voz de las mujeres, Angelina lee las primeras líneas de “Bondad sobre ruedas”:

“Había una vez una niña que se llamaba Isabel, le gustaba bailar y patinar al mismo tiempo.

“Un día Isabel vio a un grupo de niños patinando y bailando en el parque y se acercó, les preguntó que, si podía patinar con ellos, pero los niños le contestaron que no, porque ella era una niña y las niñas eran débiles y no patinaban bien y que los niños patinaban mejor que ellos”.

En la segunda edición del Manantial de Lectura hubo narraciones, lecturas de cuentos y leyendas de Xalapa, charlas sobre el Sistema Braille, música antigua, presentación de libros, música popular, exposición fotográfica, danza folclórica, funciones de cuenta cuentos y manifestaciones artísticas y culturales de la región huasteca.

Foto: Noreste