Amplifican la voz de Garro; Alfaguara publica por primera vez ‘Los recuerdos del porvenir’

La célebre novela de Elena Garro debuta en el sello Alfaguara, que incluye en su edición cinco textos que abordan su vigencia y brillantez

30 octubre 2019 | 14:07 hrs | Excelsior | Arte y Cultura


La voz “potente” de la escritora mexicana Elena Garro (1916-1998) debe llegar a los nuevos lectores hispanoamericanos “sin la carga de ser un clásico”. Por esta razón, el sello Alfaguara publica por primera vez su “novela icónica”, Los recuerdos del porvenir (1963), acompañada de cinco ensayos de escritoras contemporáneas que analizan su vigencia, “cinco miradas desde el siglo XXI”, explica la editora Mayra González Olvera.

La directora literaria del sello español detalla en entrevista que esta obra de la también cuentista y dramaturga sigue vigente no sólo por la problemática social que aborda —la injusticia del despojo de tierras, el racismo y la violencia contra las mujeres—, sino porque “cuando describe la naturaleza humana podemos identificarnos en todo momento”.

Ixtepec, ubicado en la tierra caliente del corazón de México, “un sitio que es todos y ninguno”, es el pueblo imaginario que Garro hace hablar, como un personaje más, para narrar la vida cotidiana que enfrentan lo mismo prostitutas que religiosos, campesinos que jefes de antiguas familias, en los convulsos años posrevolucionarios.

Esta “fábula poderosa de las heridas históricas de un país y una época”, considerada la pionera del realismo mágico, ya que fue publicada cuatro años antes que Cien años de soledad (1967) del Nobel colombiano Gabriel García Márquez (1927-2014), es revisada por la argentina Gabriela Cabezón Cámara (Un día latinoamericano), la chilena Isabel Mellado (Rescatar con la palabra), la española Lara Moreno (Las mujeres de Ixtepec), la mexicana Guadalupe Nettel (Un canon por venir) y la colombiana Carolina Sanín (La piedra aparente).

Queríamos que escritoras contemporáneas la leyeran desde diversos países. Y todas coinciden en la actualidad de la propuesta, en que la problemática social que aborda se sigue viviendo en sus naciones como si Garro la hubiera escrito ayer.

También elogian su magia literaria, la fuerza que adquiere el amor a pesar de la crueldad, la construcción de los personajes de distintas capas sociales, que se van transformando durante el desarrollo de la historia, y la forma en que le dio voz al pueblo”, comenta.

González Olvera agrega que decidieron “revitalizar” la obra de Garro, porque Alfaguara tenía una deuda con ella. “Al ver nuestro catálogo de autores referenciales en las letras hispanas —Carlos Fuentes, Julio Cortázar, Mario Vargas Llosa, Juan Carlos Onetti—, nos dimos cuenta de que faltaba ella. Si bien es ya reconocida en México, hace falta que se revalore en Hispanoamérica”.

Dice que ahora entregan, con un tiraje de cinco mil ejemplares, “lo más parecido a una edición final”, trabajada a partir de una de las primeras publicaciones impresas por el sello Joaquín Mortiz en 1963, “ya que no se cuenta con el manuscrito o el mecanuscrito original”.

 

Sus novelas,en dos tomos

 

Así, prosigue, en mayo del año pasado empezaron a trabajar en Los recuerdos del porvenir. Pero “el proyecto de revitalizar a Garro” comenzó en 2016, con la publicación del título Cuentos completos, que compila todos sus relatos, incluyendo dos inéditos, con prólogo de Geney Beltrán.

Adelanta que este mismo año se lanzará, en De Bolsillo, la novela Reencuentro de personajes; y, durante los próximos tres años, Alfaguara publicará dos tomos de sus novelas. “El primer volumen incluirá La casa junto al río, Y Matarazo no llamó… e Inés; y, el segundo, Busca mi esquela & Primer amor, Un corazón en un bote de basura, Testimonios sobre Mariana y Mi hermanita Magdalena, entre otros”.

Los ojos de Ramón

 

Esta nueva edición de la primera novela de Garro, esposa del poeta Octavio Paz, cuya vida estuvo marcada por este matrimonio, el exilio y las luchas sociales en México, fue el último proyecto en el que trabajó el editor Ramón Córdoba, fallecido el pasado 20 de junio.

Él revisitó el texto y lo dejó preparado para que viajara a las manos de los lectores de Garro, los de siempre y los que se irán sumando a partir de ahora. En su último tuit, citaba esta obra. Por eso, queremos dedicarla a su memoria”, asegura Mayra González.

La editora comparte la opinión que Nettel plasma en su texto. “A pesar de haber ganado el Premio Xavier Villaurrutia en 1963, la historia de la literatura no ha dado aún a Los recuerdos del porvenir el reconocimiento que le corresponde.

Su brillo seguirá emergiendo como lo ha hecho hasta ahora, paulatinamente, y no dudo en afirmar que a la mitad de este siglo ya estará a la cabeza de ese canon literario, constituido por mujeres y hombres, que estamos reconstruyendo”, indica la escritora.

Por su parte, Carolina Sanín destaca lo que significa la evidencia de lo femenino en esta novela, de los personajes siempre irreverentes e insumisos. “El límite del mundo, de la historia y de la ley. La mujer es la oscuridad, el juego sin reglas, el tiempo perdido”.

La directora literaria de Alfaguara llama la atención sobre “la esperanza luminosa” que mueve a los personajes de Garro, quienes, a pesar de las mentiras, la traición y la crueldad que viven, no pierden los deseos de salir adelante, de ser diferentes, de no conformarse, como era la autora en realidad.

Queremos que esta novela tenga, a 56 años de haber sido escrita, el reconocimiento que merece. Aunque sigue atada a diversas polémicas, es justo que las nuevas generaciones la redescubran sin prejuicios”, concluye.