América le gana el “Clásico Joven” a Cruz Azul

Ya son seis partidos en que la Máquina no vence a las Águilas en liga

Foto: web
14 octubre 2017 | 20:44 hrs | Marca.com

El que muy probablemente será el último Clásico Joven en el Estadio Azul se pintó de azulcrema. Darwin Quintero, quien está presentando una muy seria candidatura para el jugador del torneo, fue la chispa que encendió la mecha del triunfo americanista, al marcar el primero y asistir en el segundo que encaminó el quinto triunfo americanista en los últimos seis partidos ante la Máquina.

Paco Jémez, obligado por las lesiones de Silva y Peñalba, buscó ser valiente en su planteamiento inicial, dejando a un lado el esquema de tres volantes centrales que tan buenos resultados le dio al inicio del torneo por un 4-1-3-2 que dejó a Baca como el único centrocampista de condiciones defensivas. El plantemiento ofensivo les permitió tener el balón casi dos terceras partes del tiempo, pero este América se siente muy cómodo jugando a la contra, como atestiguó el Toluca antes del parón de selecciones.

La Máquina tuvo por lo menos tres opciones antes del minuto 10′, pero no concretaron y el ‘Ame’ los mató en el espacio abierto. El primero cayó al 18′, cuando Darwin Quintero recibió por izquierda, se deshizo con facilidad de Mendoza e hizo una pared de libro de texto con Oribe Peralta, que el colombiano mandó a guardar ante la salida de Corona.

Cinco minutos después, cayó el segundo. La inició Darwin, con un cambio de juego perfecto para Romero, el ‘9’ se la dejó de primera a Oribe, quien fusiló a Corona. Dos latigazos, dos goles, que casi se convierten en tres antes del descanso, pero Oribe estrelló su cabezazo en el larguero.

Cruz Azul, que perdió peligrosidad por la lesión de Ángel Mena a la mitad del primer tiempo, se volcó en busca del ataque y forzó al máximo a Marchesin en par de ocasiones, pero el América tuvo aún más opciones de convertir el partido en goleada.

El partido bajó de revoluciones e íbamos encaminados al 0-2 hasta que Paul Aguilar ‘prendió de volea’ a Víctor Zúñiga. Sí, leyó bien: el lateral del América iba a despejar un balón de volea, pero se atravesó el jugador cementero, Aguilar no lo vio y lo pateó. Penalti.

El español Edgar Méndez tomó la pelota tras deliberar con el ‘Chaco’ Giménez y engañó a Marchesín para el 1-2.

Se venían minutos de máxima intensidad en el Azul, pero Aldrete acabó el ímpetu de su equipo al ver la segunda amarilla al 88′, que dejó aún más espacios atrás que aprovechó Matheus para marcar el tercero, en lo que parece ser una nueva ‘paternidad’ americanista en el Clásico Joven, ya que tiene seis partidos que la Máquina no le logra ganar a los de Coapa.