¡Ah! los dichos

22 mayo 2017 | 11:06 hrs | Mario Noriega Villanueva

Como que los dichos constituyen siempre sentencias que algunas veces más pronto que tarde, se hacen realidad. Vea “a quien obra mal, ¡se le pudre el tamal!”, como que la voz del pueblo, es la voz de Dios –Vox populi, vox dei–, y así lo ven, quienes desde las barreras “ven los toros”. El más acertado en estos momentos, viene a ser “no hagas a nadie, lo que no quieras para ti”. ¿Por qué? Decimos esto?, bueno seguramente ustedes ya estarán enterados que cayó una de las personas de mayor confianza de Javier Duarte, su cómplice principal, desde la coordinación de Comunicación Social, Georgina “Gina” Domínguez Colío, donde se hacía el trabajo sucio, como los atentados contra periodistas, como tantas muestra. Y miren “qué bonita es la venganza, cuando Dios nos la concede” –canción interpretada por Pedro Infante–. Así que ya pueden irse imaginando lo que le sucederá a la otrora poderosa funcionaria estatal.

Sinceramente, no quisiéramos estar en su pellejo, porque así como en su tiempo no muy lejano por cierto, la legisladora recibió “todo el peso de la ley”, Gina tendrá que “aguantar vara” y recibir un trato 100 por ciento más demoledor y humillante al que le impuso a Marijose, porque aquí entra también la mano del gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, quien quiso salvar a su ahijada, pero no pudo. ¡También le aplicaron la cascaruda! Y ya saben el berrinche que hizo y del que todavía quedan huellas. Sí, tiene razón el frustrado gobernador y todavía senador Héctor Yunes Landa, a quien está a punto de desaparecerle su “calidad” de honesto de la que tanto se ufana, no detuvieron las autoridades estatales, sino las federales, pero por presión de estas.

La detención el sábado por la noche, de Georgina Domínguez Colío, va a arrojar información muy importante en contra de todos los cómplices de Javier Duarte de  mque según información publicada, cuenta la Procuraduría General de la República,  para seguir acumulando cargos contra cada uno de los responsables, pero principalmente de Javier Duarte de Ochoa, el líder de ese cártel que casi desaparece a Veracruz. ¿Les llegará la lumbre al presidente Enrique Peña Nieto y al ex embajador de México en Barcelona, Fidel Herrera Beltrán? Hay que estar muy pendiente de todo este caso que parece tener un interés de solución antes del 4 de junio.

Georgina Domínguez Colío, ex poder tras el trono al inicio del sexenio de Duarte, detenida la noche del sábado y el domingo le decretan prisión preventiva ,por un año por abuso de autoridad, incumplimiento de un deber legal, coalición en contra del servicio público, desvío por más de 100 millones de pesos,  en una audiencia de imputación que duró toda la madrugada del domingo. La Jueza Verónica Portilla Suazo, consideró que había riesgo de fuga, por eso apresuró la orden derivada de la. Carpeta de investigación número 110/2017, de manera que “Gina”, tendrá que ponerse cómoda en su celda en el penal de Pacho Viejo, del cual no saldrá cuando menos en un año, a menos que le haga el mismo teatro y con los mismos resultados de la maestra Elba Esther Gordillo Morales, ex lideresa del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), quien está “detenida” en un hospital particular “víctima” de enfermedades diversas que no le permiten permanecer en las celdas del penal de Almoloya de Juárez, Estado de México. Ya falta menos para el 4 de junio y sucederán cosas interesantes porque el PRI, debe levantarse de la lona para ganar.

Sugerencias, críticas y comentarios: marionv8@hotmail.com

*Esta es opinión personal del columnista