Adiós a la CTM; llega la CATEM

26 noviembre 2018 | 23:47 hrs | Filiberto Vargas Rodríguez | Filiberto Vargas Rodríguez

Punto de Vista

Prefacio.

Te das cuenta de que hay consigna, de que se están pagando espacios en los medios, cuando lees este lunes, en el espacio más destacado de un influyente portal de noticias, la misma nota, el mismo “golpe” que fue “la de ocho columnas” en el periódico más oficialista de Veracruz… hace una semana. *** Te das cuenta de que al gobierno que está por fenecer le preocupa –y mucho- la decisión de Sergio Vázquez -presidente del Comité de Participación Ciudadana del Sistema Estatal Anticorrupción- de demandar la anulación del Decreto 784 del Congreso local, por el que se aprobó Cuenta Pública 2017, cuando se orquesta y financia una campaña de desprestigio en su contra. *** Sergio Vázquez explicó el origen de este conflicto: “Solventaron las observaciones de daño patrimonial en el ejercicio fiscal 2017, que el Orfis había determinado por un monto de 420 millones de pesos, y las dejaron sólo en 90 millones”. *** Sergio Vázquez invitó a quienes integraron la Comisión de Vigilancia de la LXIV Legislatura a que presenten las 60 cajas que dicen tener con el sustento de las solventaciones. *** Con la ratificación de la denuncia presentada por el Comité de Participación Ciudadana se busca que transparentar el uso que se le dio a los recursos ejercidos durante 2017, algo que es una obligación para todos los entes fiscalizables.

* * *

Hay quienes no admiten (lo entienden, más no lo quieren reconocer) que la vida política de este país ha dado un gran vuelco. Las reglas han cambiado y quien no se adapte a ellas, se verá marginado.

La decisión ciudadana del pasado primero de julio provocó una enorme sacudida en el orden de las cosas y poco a poco vamos conociendo sus consecuencias.

En el ámbito laboral, por ejemplo, el sindicalismo “charro”, el voto corporativo y la impunidad de los dirigentes sindicales, son episodios que están por convertirse en historia, en uno más de los episodios oscuros de este país.

Ha llegado el fin de la era “post-fidelvelazquez”, aquel líder invencible, eterno de la CTM. Hasta la muerte se tardó para doblegarlo. Murió a los 97 años, aún al frente de la organización obrera más poderosa del país.

Dicen que ningún otro dirigente obrero ni líder de masas tuvo tanto poder. Ninguno de sus sucesores supo mantener el rumbo y la CTM no es hoy ni la sombra de lo que llegó a ser.

Es en ese entorno en el que alcanza un nuevo impulso una organización surgida hace ya seis años, que supo entender el cambio que se construía, la Confederación Autónoma de Trabajadores y Empleados de México (CATEM).

Su secretario general, Pedro Haces Barba, estuvo el pasado domingo en el municipio de Emiliano Zapata, a unos kilómetros de Xalapa, para encabezar la toma de protesta al nuevo Comité Directivo estatal de esa organización, que encabeza Juan Enrique Santos Mendoza y que día con día suma a importantes liderazgos obreros de la entidad.

Pedro Haces Barba asumirá el cargo de Senador de la República a partir del mes de diciembre, pues es suplente de Germán Martínez, quien pedirá licencia para asumir la Dirección Nacional del IMSS.

Durante su participación en el evento del pasado domingo, Haces Barba llamó a los integrantes de este nuevo comité a eliminar esos viejos vicios y a comprometerse con la clase obrera y defender sus derechos.

“Hoy tienen a un aliado –les dijo a los dirigentes obreros de Veracruz-; trabajaré con y para ustedes, de la mano de nuestro Presidente, Andrés Manuel López Obrador, y del nuevo Gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García Jiménez. La cuarta transformación está cerca”.

El crecimiento de esta organización es tal, que apenas el pasado sábado, en la ciudad de México, decenas de sujetos, armados con palos y piedras, actuaron como “grupo de choque” y obligaron a suspender los trabajos del Sexto Congreso Ordinario de la CATEM, que estaba convocado para celebrarse en el Centro de Convenciones de Tlatelolco.

Haces Barba hizo responsable de ese ataque al dirigente nacional de la CTM, Carlos Aceves del Olmo:

“Fue una patada de ahogado lo que pasó hoy, no han entendido que luego de las elecciones del primero de julio fueron sepultadas las organizaciones históricas igual que los partidos políticos que tanto daño hicieron a México. Tienen que entender que el primero de julio nació el sindicalismo moderno”.

El dirigente de esta nueva organización obrera fue tajante al hacer su diagnóstico sobre el sindicalismo en México.

Dijo que este movimiento obrero es imparable, que su curul como Senador de la República no pasará de noche porque desde ahí y al mismo nivel podrá confrontar ideas y realidades del México actual, con el líder del viejo régimen, el Senador priista Carlos Aceves del Olmo, “porque quienes están arriba ya no conocen la realidad de los de abajo y por eso México le dio la espalda al partido tradicional y con ello, a los líderes charros, porque los charros en nuestro país están en los lienzos”.

Muchas cosas están cambiando en este país.

* * *

Epílogo.

Una pena, el cierre de los periódicos El Sol de Orizaba y El Sol de Córdoba. Hay quien le quiere atribuir este fenómeno a una campaña oficial para inhibir la crítica y la libertad de expresión. Lo cierto es que no todos los medios de comunicación han sabido adaptarse a los nuevos tiempos, a las nuevas tecnologías. Nunca más apropiada aquella expresión: “renovarse o morir”. *** En este Veracruz que tanto orgullo le produce al aún gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, la violencia no sólo no cede, sino que muestra un nuevo repunte. La tarde noche de este lunes en Minatitlán, en la calle Guadalupe Victoria de la colonia Insurgentes Norte, un grupo armado atacó a varias personas. El saldo fue de cinco personas fallecidas y dos heridas. Las víctimas estaban charlando cuando cayeron abatidas por varias ráfagas de rifles automáticos. Lo bueno es que el gobernador está contento de que aún puede caminar por las calles de Veracruz y recibir las muestras de afecto de los ciudadanos.

filivargas@gmail.com

*Esta es opinión personal del columnista