Actor porno, Nacho Vidal, abre escuela XXX

Para nuevas generaciones de actores porno, busca talentos recién nacidos de contenido erótico y porno

Foto: Web.
4 abril 2019 | 21:12 hrs | Agencias | Picante y Sexy

México.- A pesar de las críticas que lo envolvieron en los últimos días, Nacho Vidal aún goza de la popularidad que la industria porno le ha otorgado y ni el escándalo de un posible contagio de VIH arruinó su carrera.

Quitado de la pena, el actor XXX sigue trabajando más fuerte que nunca, tanto así que lanzó su nueva agencia de asesoría y representación artística “Project Management”, en la que busca talentos recién nacidos de contenido erótico y porno.

https://www.instagram.com/p/Bv1A-LOg8P9/?utm_source=ig_web_copy_link

El mejor maestro; ha tenido sexo con más de 3 mil mujeres

Su faceta de empresario le ha rendido tantos frutos que desde que dio a conocer su tienda en línea de juguetes sexuales, incluso en medio de la polémica estos reventaron los límites de compras. A sus retractores no les quedó de otra que aceptar su éxito.

Foto: Web.

“No te pierdas la oportunidad de convertirte en la siguiente estrella porno”.

Y así promocionó en su perfil de Instagram a la agencia que ya logró el interés de decenas de atrevidos que buscan una puerta abierta a sus sueños de convertirse en estrellas de la pornografía.

Foto: Web.

Precisamente el perfil ‘@nachovidalxxx’ acaba de ser verificado, pues los administradores de Instagram se negaron durante mucho tiempo a colocar la palomita azul en las cuentas de personalidades relacionadas con el cine de entretenimiento para adultos.

Esta actriz porno lo acusó de ser portador de VIH

En cuanto al huracán que lo rodeó, se ha mostrado sin miedo, evitando cualquier tipo de declaración que pueda dañarlo, pero burlando a quienes lo acusan de ser seropositivo. Ello, luego de que la pornstar ‘Dianariussx’  lo señalara como el culpable de presuntamente haberla contagiado de VIH, causando que el mundo porno se paralizara.

Durante un mes, ninguna productora filmó hasta que pudo comprobar que ninguno de sus actores era portador ni ponía en riesgo la salud física y/o mental de sus compañeros.