Académica usa el arte para estudiar tráfico de mujeres y feminicidios

El coloquio “Cuerpos, violencias y vulnerabilidad en espacios de riesgo” fue una actividad conjunta con otros cuerpos académicos

Foto: Ana Martina Ortiz León
7 octubre 2016 | 12:03 hrs | Ana Martina Ortiz León | Arte y Cultura

Xalapa, Ver. Durante su intervención en el coloquio “Cuerpos, violencias y vulnerabilidad en espacios de riesgo”, Patricia Ravelo Blancas señaló que el arte fue una herramienta fundamental en su investigación académica sobre tráfico de mujeres y feminicidios en Ciudad Juárez.

La integrante del Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (CIESAS-DF) comentó que cuando en 2001 inició el proyecto de protesta social y acciones colectivas en torno de la violencia sexual en Ciudad Juárez, Chihuahua, y El paso, Texas, nunca imaginó que la violencia contra las mujeres tuviera las huellas tan visibles de una crueldad extrema.

Sus primeros resultados arrojaron que los crímenes y las desapariciones de mujeres estaban relacionados con misoginia, impunidad, crimen organizado, pornografía sádica, trata de personas, asesinos seriales y psicópatas, entre otros factores.

“Posteriormente exploramos con más detalle otras pistas que aludían a ciertos indicios de pornografía sádica encontrados en los estudios forenses constatando que las mujeres están permanentemente expuestas al peligro, pues sus cuerpos y su sexualidad están inmersos en una violencia estructural donde la misoginia, la moral represiva y los prejuicios sociales fortalecen un sistema económico más amplio”.

Los peligros que implicaba explorar la industria criminal que en la etapa inicial Patricia y su equipo descubrieron y en la que confluyen explotación sexual, narcotráfico y violencia, así como tráfico de mujeres, indocumentados y armas, llevó a esta investigadora a organizar en 2005 la exposición pictórica “Más allá del dolor” para conocer las representaciones de la violencia en el arte fronterizo.

“Nos llamó la atención que en varias de las obras expuestas las imágenes aludían a la presencia de una crueldad sádica, expresada en otra dimensión del dolor a partir de las marcas, las lesiones y las mutilaciones de los cuerpos femeninos violentados sexualmente, lo cual resultaba significativo dado que entre las hipótesis de nuestra investigación era relevante la pornografía sádica, incluida la trata de personas”.

Hipótesis, señaló, que “ha sido descartada por las autoridades estatales y municipales de Chihuahua y Ciudad Juárez que han considerado que es producto de la imaginación de mentes hollywoodenses pese a la información de los registros forenses de 944 mujeres asesinadas de 1993 a 2006. De éstos seleccionamos 52, los cuales presentan mutilaciones de mama, ocular, de vísceras y otros órganos, lesiones dentales, cortes en piel, cortes irregulares del pelo, así como amarres en manos con nudos complicados. Al cotejar estas lesiones con imágenes de sexo violento, aparecidas en publicaciones pornográficas y algunos sitios de internet, encontramos similitudes impresionantes”.

El coloquio “Cuerpos, violencias y vulnerabilidad en espacios de riesgo” fue una actividad conjunta de los cuerpos académicos “Estudios Socioculturales” y “Estudios Socioculturales, de Género y Cultura Visual” de la Universidad Veracruzana y por el “Grupo de Etnografía y Estudios Sociales Aplicados” de la Universidad Castilla-La Mancha, España.