¿A dónde va Duarte cuando se desaparece?

9 marzo 2016 | 7:35 hrs |

Místicos y Terrenales

Minatitlán, el peor presidente municipal

Amenazar a la UV: “Estiran la liga”

¿A dónde va Duarte cuando se desaparece?

Por Marco Antonio Aguirre Rodríguez

 

Para determinar quien es el peor presidente municipal del estado, emprendimos un ejercicio comparativo de los trabajos de los ayuntamientos de mayor tamaño del estado de Veracruz, el que obtuvo la nominación en primera instancia fue Héctor Damián Cheng Barragán, presidente municipal de Minatitlán.

Son 11 presidencias municipales a las que se les pidió lo mismo, el mismo día, y con un minuto de diferencia entre uno y otro.

De todos, el único que respondió con que la información es de “acceso restringido” fue el ayuntamiento de Minatitlán, para lo cual incluso instalaron su “Comité de información de acceso restringido 2016”, el 26 de enero de 2016.

La solicitud de acceso a la información se introdujo el 21 de diciembre de 2015 a las 7:54 de la mañana, según la relatoría hecha en esa la primera sesión del Comité, el cual está integrado por el mismo alcalde Cheng Barragán, Félix Abelardo Baldera Sanjenis, titular de la Unidad de Acceso a la Información del ayuntamiento de Minatitlán; Saúl Wade León, Tesorero, Héctor Manuel Gómez Larios, Contralor Municipal, Hugo Amaya Amaya, Director de Recursos Humanos, y Graciela González González, director Jurídico, como vocales, más Citlali Figueroa Artigas, Secretaria del Ayuntamiento.

Pues bien su respuesta fue: “… la información solicitada le deviene el carácter de reservada, puesto que la misma se encuentra en proceso de aprobación de la H. Legislatura del Estado (.) y en proceso de auditoria por parte del Órgano de Fiscalización del Estado de Veracruz … (ORFIS), mediante oficio OFS/164/01/2016 de fecha 21 de enero de 2016; en donde se informa textualmente que este órgano de Fiscalización Superior del Estado, que contraró los servicios profesionales de los despachos Contadores Públicas y Consultores A.S.C. e Integra AS S.C., para llevar a cabo la auditoria financiera y técnica…

Y así los seis integrantes del Comité emitieron su “Acuerdo número CIAR/HAM-002/2016”, negando el acceso a la información.

Así pues, de entrada, el peor alcalde de Veracruz es el de Minatitlán, Héctor Damián Cheng Barragán, quien tiene una actitud de ocultamiento de la información, muy probablemente por su muy poca o nula obra y trabajo administrativo realizado.

 

AMENAZAR A LA UV: “ESTIRAN LA LIGA”. En una entrevista que nunca se hizo, pero que si se difundió a los medios afines al gobierno del estado, Javier Duarte lanzó una amenaza velada: “El Consejo Universitario General de la Universidad Veracruzana está “estirando la liga”.

Sus palabras pretendieron ser respuesta al reclamo de que el proyecto de autonomía presupuestaria de la UV debe ser de un 5% y no de un 3% del presupuesto total del gobierno del estado, como propuso: “Ya lo que están solicitando es un tema de otra índole que yo entiendo que pues están queriendo estirar la liga, pero hay una diferencia entre lo que se ofrece y lo que se puede ante lo que no se puede”, dijo en esa supuesta entrevista.

Javier Duarte ve como se le viene encima una bola de nieve, con la marcha de protesta por que no ha pagado a la Universidad Veracruzana lo que le debe.

Después de que la Escuela Normal Veracruzana manifestó su solidaridad con la UV, que el SITEV hizo lo mismo, el Consejo Académico de la UAM Azcapotzalco también se solidarizó con la UV.

Uno de los párrafos del comunicado dice: “Reconocemos a la educación superior pública como un derecho social. Rechazamos los incumplimientos por parte del gobierno del estado de Veracruz en perjuicio de la Universidad Veracruzana y exigimos la entrega de los recursos públicos asignados para su funcionamiento. Asimismo, hacemos un llamado a la sociedad mexicana a sumarse a las demandas formuladas por los universitarios veracruzanos en defensa de las instituciones de educación pública del país”.

Si las cosas salen mal para el gobierno del estado, esto puede ser un movimiento que escale hasta un reclamo nacional de un presupuesto suficiente para las instituciones públicas de educación superior, lo cual no será nada grato para Enrique Peña Nieto.

Por lo pronto los estudiantes, esos que no piden permiso, organizan una marcha “espejo” en la Ciudad de México, el mismo jueves 10, pero a las 4 de la tarde, partiendo de la Glorieta de Insurgentes a la representación del gobierno del estado en la capital.

Y Duarte lo que hace es amenazar.

 

¿A DÓNDE VA DUARTE CUANDO SE DESAPARECE?. Javier Duarte estuvo ausente del estado casi una semana; este 8 de marzo acudió al inicio de la colecta de la Cruz Roja, después de que no estuvo en el estado o que no se dejo ver (por lo menos) desde el 2 de marzo.

¿Qué cosa más importante que gobernar Veracruz debe hacer como para ausentarse tanto tiempo?.

¿O será –por el contrario- que nada le interesa de Veracruz y por eso se va por todos esos días?.

Javier Duarte no ha estado ni una sola vez en algún evento relativo a la desaparición del río Atoyac (o hundimiento, o cambio de afluente o socavamiento).

Su ausencia es una muestra de que no le interesa lo que pase en Veracruz ni con los veracruzanos.

El 7 de marzo se reunió el Comité Estatal de Emergencias para tratar el caso de la desaparición del río Atoyac y Javier Duarte no estuvo.

Ese mismo 7 de marzo, inicio la Olimpiada Mexicana de Informática, en Boca del Río, a la que llegaron los mejores talentos jóvenes en esta materia… y Javier Duarte no asistió.

El 6 de marzo, fue el “Día de la familia”, y Javier Duarte andaba quien sabe por donde y quién sabe si con su familia.

Dejo escapar una hermosa oportunidad de reforzar ese mensaje que quiso enviar el 29 de febrero en la conferencia donde expuso a sus hijos.

¿Dónde estaba Javier Duarte el 6 de marzo?.

No hubo celebración oficial del gobierno del estado de esa fecha y en cambio tomaron el evento realizado en el Parque Cri Cri por “el alcalde de la ciudad, junto con su esposa” (no dice sus nombres el boletín).

La última vez de la que se supo de él en público, fue el 2 de marzo, en la segunda reunión ordinaria 2016 del Grupo de Coordinación Veracruz, y en la cual tenía que estar porque ahí convergieron las fuerzas armadas que hacen el trabajo policiaco que Arturo Bermúdez no puede desarrollar.

Antes de eso, Duarte estuvo en la reunión de la Conferencia Nacional de Gobernadores, el 29 de febrero, para ver como la Presidencia del organismo, que le tocaba, se la entregaban a un gobernador sin problemas mayores.

Pero a final de cuentas, si Duarte no está en el estado, bien puede quedar fuera del gobierno del estado.

Y que se le procese.

Los terrenales de Veracruz, y también la mayoría de los místicos, estamos esperando.