8 beneficios de comenzar terapia psicológica

Foto: Web
14 noviembre 2016 | 14:47 hrs | Costanza Martin | Vida y estilo

Aunque aún existen ciertos prejuicios sobre asistir a una terapia psicológica, la realidad es que asistir de forma continuada a un buen terapeuta produce beneficios múltiples en la vida de los pacientes. Si estás con dudas sobre la conveniencia de comenzar a ir a un profesional de la psicología, checa estos beneficios. ¡Verás que te ayudan a tomar una decisión!

1.- Es un espacio completamente personal

Si en tu día a día ya no sabes cuál es tu opinión y cuál es la de los otros, acudir a un terapeuta te ayudará a encontrarte con tus propios pensamientos. Cada vez que vayas a la terapia, sabrás que ese espacio es tuyo y allí podrás decir lo que realmente piensas sobre cada asunto sin restricciones. Con el tiempo esto influirá positivamente en tu vida, aportando claridad en los problemas de la vida diaria.

2.- Obtendrás una visión profesional sobre tus problemas

Las aflicciones o pensamientos recurrentes que te aquejan pueden verse aliviados en una charla con amigos. Sin embargo, la visión de un profesional de la psicología será mucho más profunda y logrará observar cuestiones que un amigo no puede. Los años de estudio y práctica hacen que los psicólogos vean donde nadie más ve. Por ello, podrán hacer que te des cuenta de lo que hay detrás de tus propias palabras. Muchas veces, estos descubrimientos significan un alivio más profundo y duradero que la simple escucha de un conocido.

3.- Siempre hay alguno cerca de tu casa

Ya sea que busques psicólogos en San Luis de Potosí, o que quieras comenzar terapia en el barrio más alejado de Monterrey o en el mismo centro de Veracruz, siempre encontrarás alguno cerca. No siempre el más cercano es el más adecuado, pero seguro que en alguna de las zonas que transitas encontrarás un buen psicólogo. ¡Búscalo y verás que aparece rápidamente!

4.- Se presenta como un cable a tierra para enfrentar el día a día

Aunque hay problemas que no se solucionan rápido o tristezas que no se van de un momento a otro, saber que contamos con la sesión de terapia semanal ayuda a pasar por esos problemas de otra forma. Poder decir “lo hablaré el jueves en terapia” hace que las dificultades no nos absorban toda la energía y podamos continuar con el día a día de una forma más fluida.

5.- Tendrás un registro de tus patrones repetitivos

A veces sin darnos cuenta tenemos reacciones muy similares a distintas situaciones que nosotros creemos abordar de formas muy distintas. Un buen profesional de la psicología podrá detectar estas repeticiones y ahondar en ellas para descubrir cuál es su causa. Así suelen desbloquearse esas reacciones similares y podemos encontrar nuevas formas de afrontar los problemas. Este cambio, de hecho, puede hacer que ya no consideremos problemas a las mismas cosas.

6.- Podrás notar tus avances y tu evolución en el tiempo

Además de los patrones repetitivos, el terapeuta podrá encontrar los caminos nuevos que vas encontrando en tu forma de encarar la vida. Con una terapia psicológica continuada, los avances serán contundentes y tu terapeuta podrá indicarte esta evolución. Sentir ese avance también representa un gran incentivo para seguir yendo a terapia y comprometerse con la mejora que representa en nuestra vida.

7.- Te brindarán herramientas para enfrentar problemas

Más allá de los problemas de cada momento, la terapia brinda herramientas que se pueden utilizar en todos los ámbitos de la vida. Trabajar la autoestima con respecto a la familia nos ayudará también en el trabajo y la socialización, por ejemplo. Estas herramientas se hacen cotidianas y podemos usarlas cada vez que queramos.

8.- Tendrás la protección de la confidencialidad

Nada de lo que digas podrá sorprender al terapeuta, pues su estudio y su profesión radican en la comprensión y la confidencialidad. Esto te ayudará a hacerte sentir libre de expresar lo que realmente piensas y no reprimirte, como solemos hacerlo en nuestro día a día. Así descubrirás más sobre tu personalidad y podrás trabajar sobre ello para estar cada vez mejor.

Esos son los 8 beneficios principales de ir a una terapia psicológica. ¿Tienes dudas de que será bueno para tí? ¡Sólo te queda encontrar un buen terapeuta y comenzar tu nueva vida!