7 tips para recuperarse de los gastos navideños

Elabora un plan en el que saldar tus deudas sea objetivo primordial

Imagen ilustrativa
4 enero 2017 | 10:05 hrs | Agencias

 

Establece un plan para saldar tus deudas en el menor plazo

En el caso de que hayas contraído algún tipo de deuda, elabora un plan en el que saldarla sea objetivo primordial. Si has analizado tu situación económica este paso resultará mucho más sencillo.

Establece prioridades

Estas prioridades deberían ser saldar las deudas, en caso de haberlas contraído o, en todo caso, conseguir un equilibrio económico que permita afrontar los gastos de enero con suficientes garantías. Establece un orden jerárquico en el que las prioridades sean los gastos más necesarios y urgentes.

Olvídate de los caprichos hasta que alcances de nuevo el equilibrio

Entre las prioridades, desde luego, no están los caprichos. Las navidades y las rebajas de enero ya son suficiente tentación y, si ya has rebasado tu presupuesto, tendrás que olvidarte de los cantos de sirena de las tiendas. Lo mismo sucede con la oferta de ocio. Puedes pasarlo muy bien sin necesidad de gastar dinero, así que sustituye durante una temporada el cine por película y palomitas en el salón, y la cena en el restaurante por una cena especial en casa.

Ahorra en los pequeños detalles

Pequeños, y no tan pequeños. Apagar las luces, controlar el gasto de agua en casa, limitar el uso del horno, no dejar los aparatos electrónicos en stand by, no usar el secador si no vas a salir de casa… Hay cientos de maneras de las que puedes ahorrar, tanto en las facturas de tu hogar como en tu ocio y tiempo libre.

Préstamos rápidos

Acudir a los préstamos rápidos también puede ser una buena opción. Incluso hay entidades que conceden préstamos rápidos con Asnef, es decir, a pesar de que ya cuentes con deudas reconocidas con alguna empresa.

Vende artículos que ya no usas

Existen numerosas plataformas en internet como eBay donde puedes poner a la venta esos artículos que ya no usas, desde muebles hasta libros, pasando por aparatos tecnológicos. Aunque ya haya pasado la vorágine de las fiestas navideñas y los regalos, sigue habiendo “cazadores” en busca de ofertas. Es una buena manera de evitar la acumulación de productos que no usas y sacar beneficio por ello.

Espera a las rebajas de enero

Si no eres muy navideño y lo que realmente te importa es tu bolsillo, no te pesará esperar a las rebajas de enero para comprarte ropa. Seguramente no te vayas a librar de tener que hacer compras navideñas para familiares pero, al menos, en lo que respecta a las compras para ti mismo, conseguirás ahorrar.