7 Tips para conquistar a un hombre inseguro

Foto: ilustrativa web
30 septiembre 2016 | 17:48 hrs | Cosmoenespañol

Si eres de las chicas que están acostumbradas a que él te conquiste, y te topas con un chico inseguro, definitivamente tendrás que cambiar la táctica…pero muy sutilmente, ya que este chico desconfiado se nos podría espantar.

Jorge, de 29, era guapo, vestía bien, tenía un gran trabajo y siempre estaba en los lugares de moda. No era difícil que, estando en la barra del bar, una o dos mujeres se le acercaran. Pero sus amigos sabíamos lo que pasaría: se paralizaba. No era bueno para seguir la conversación, bajaba la voz, hablaba en monosílabos, tomaba un sorbo a su cerveza, medio sonreía y veía hacia otro lado, pidiendo auxilio.

Jorge había sido un niño que sufrió bullying en la escuela por ser gordito y aplicado. Eso lo marcó de por vida. Ahora ganaba bien, iba al gym y gozaba de prestigio, pero en sus adentros, él se seguía sintiendo como “Jordito” y no podía creer que las chicas lo buscaran.

Era como un personaje de The Big Bang Theory en el cuerpo de uno de Magic Mike. No concordaba. Pero finalmente llegó su match y lo pudo descifrar.

¿QUÉ HIZO ELLA?

Yola llegó al grupo como amiga. Alguien la presentó y empezó a salir con nosotros. Nunca trató a Jorge diferente, ni le prestó la mayor atención. Nadie lo vio venir. Fue como un final inesperado, pero un día llegaron de la mano anunciando su noviazgo; el primero para Jorge después de años de soltería. Esto fue lo que Yola nos platicó.

1.CONFIANZA

Primero se ganó la amistad del grupo en general y no tuvo alguna actitud sospechosa de tácticas para atrapar a alguien (como tuvieron algunas niñas anteriormente). Ella se enfocó en encajar como una más del clan en el que Jorge se sentía seguro.

2. CONOCIMIENTO

Yola se fue enterando poco a poco de los traumas de su crush. No porque él se los dijera (era demasiado inseguro para eso), pero por conversaciones de los demás. Asimismo, observaba su comportamiento y cómo se asustaba cuando una mujer llegaba en plan de ligue directo. Sabía que la cosa no era por ahí. Tenía información que le hacía entender bien el porqué de su actitud y, a la vez, generar empatía.

3. ACEPTACIÓN

Después de comprender lo que pasaba por la mente de Jorge, Yola aceptó las consecuencias y defectos que venían con su timidez. Por ejemplo, él necesitaba tener una copa en la mano para poder hablar más o menos coherentemente con una mujer que le gustara. Así “agarraba valor”. Es cierto que Jorge no había tenido una relación estable en años, pero por el pegue que tenía sin hacer nada, se le daban muy bien los hook-ups. Esto podía ser un riesgo para Yola y, por eso, se comportó muy diferente que las niñas que obtenían resultados rápidos, pero no a largo plazo. En pocas palabras sabía quién era él y no pretendía cambiarlo, ni “atraparlo”.

4. COMODIDAD

Jorge se agobiaba con la gente. Se sentía observado, juzgado, analizado. Yola supo hacerlo sentir cómodo con ella. Le dio la seguridad de que él manejaba la situación. Ella era auténtica y se mostraba como es. Hacía bromas sanas que relajaban cualquier tensión. Muy poco a poco Yola empezó a coquetear, como algo que no tiene importancia, de manera natural y light. Y aunque de pronto ella sugirió entre líneas ir por unos drinks con Jorge, hizo parecer que él había tenido la idea.

5. PACIENCIA

Los tiempos de alguien tímido son mucho más largos porque se tardan en reaccionar. Pasaron un par de semanas para que Jorge se decidiera a hacer realidad esa cita. Después de que salieron por vez primera, no la llamó pronto. Ella no presionaba, ni hacía nada al respecto, sólo le daba a entender que la había pasado bien. Comprendía que Jorge no tenía experiencia en dar seguimiento a las relaciones, pero le otorgaba el tiempo para que fuera él quien tomara la acción. Lo que necesitaba era sentirse seguro y en control.

6. CERO EXPECTATIVAS

Yola sabía que entraba a una relación de alto riesgo. Cuando no hay autoestima en la persona, los miedos pueden ganar y hacer que el otro actúe de modos inapropiados, o que salga corriendo. Por lo mismo, estaba abierta a explorar y a ver qué sucedía, sin manipular las cosas ni esperar resultados precisos. Su actitud era ligera, como si fuera un juego, para que si no funcionaba pudiera haber retirada fácil, y regresar a la friend zone.

7. SUBIRLE EL EGO

Lo fácil sería halagarlo como lo hacían todas las niñas que se lo querían ligar. Pero eso nunca había funcionado. Había que subirle el amor propio y no con palabras, sino con acciones. Yola se colocó como el premio, no como la cazadora. Y le hizo sentir que él se la estaba ganando.

Le dio libertad sin presiones, pero le enseñó el caminito. Lo trató como a alguien que fuera seguro de sí mismo, y fue así que Jorge tomó seguridad.