5 DE JUNIO UNA NUEVA ESPERANZA

3 abril 2016 | 20:24 hrs |

Por Tom√°s Mundo

Esa nueva esperanza la debemos construir todos. No solo es de unos cuantos. No solo los partidos políticos. Más bien debemos ser los ciudadanos, la sociedad organizada para decirle a los políticos de siempre que la sociedad ya está cansada, hasta el hartazgo de su ineficacia en el gobernar; de la impunidad rampante.

Este 5 de junio todos debemos salir a votar. Las quejas no solo se deben quedar en los cafés, en los taxis, en el mercado, en los negocios, en la misma clase burócrata que ya no quiere más de lo mismo. Pero el día de la elección, el 5 de julio, por miles de pretextos no salimos a votar. Esta vez, sí debemos salir a ejercer nuestro derecho electoral.

Si est√°s cansado o cansada de la impunidad gubernamental; del actuar de ciertos √≥rganos de gobierno sumisos a pol√≠ticas p√ļblicas err√≥neas, o a la protecci√≥n de un grupo de √©lite, donde por supuesto muchos de nosotros no tenemos cabida, entonces debes salir a votar.

Piensa en que cada una de esas injusticias que lees en los medios, cada mujer desaparecida, cada pobre encarcelado, cada uno que va a la fiscal√≠a a pedir ‚Äďa mendigar justicia-, porque tienes que soportar tres o cuatro horas para que te den el derecho que te han violado.

Piensa en aquellos negocios que han sido robados por grupo de delincuentes, muchas veces solapados por grupos de malos policías. Hoy solo tenemos más del 35% reprobados y siguen trabajando.

Piensa en los tantos y tantos de estudiantes que no van a poder asistir a la universidad p√ļblica, nuestra alma mater, la Universidad Veracruzana, porque alguien ‚Äďbueno casi se sabe- se rob√≥ el dinero de la Universidad.

Y puede ser tu hijo, o hija, que se quedó fuera por esa causa.

Tu puedes ser el personaje de este cuento, el que sea víctima de robo, de desaparición, de denegación de justicia, de denegación del derecho elemental, la salud, porque en los hospitales no hay medicinas; de fabricación de un delito, y con un juez como los que tenemos, del viejo sistema, cualquiera de nosotros puede tener una orden de aprehensión, si les pagas por ello.

Como por ejemplo el que desaparezcan millones y millones de pesos, la Auditoría Superior de la Federación presenta denuncias, pero la Fiscalía del Estado en justicia pronta y expedita los exonera.

Eso no puede seguir m√°s si nos sumamos los ciudadanos, les decimos que ahora somos nosotros, la sociedad civil organizada quien va a estar vigil√°ndolos y al tanto de su proceder como funcionarios.

Con el voto de cada uno de ustedes podemos cambiar y delinear un nuevo Veracruz.

El aparato gubernamental est√° operando a todo lo que da para no permitir eso, para que quede otro de ellos mismos y pueda decir al a√Īo, ‚Äútodo qued√≥ cubierto‚ÄĚ y continuar con las mismas pol√≠ticas equivocadas.

Han desplegado una estrategia electoral: cooptado personajes de partidos políticos.

Apostándole a que si la gente no sale a votar, solo con el voto duro de su militancia les alcance para ganar, esto es, si solo sale a votar el 40% del padrón electoral, por supuesto que ganan.

¬ŅCreen que la programaci√≥n del partido de la selecci√≥n mexicana, precisamente ese d√≠a 5 de junio es coincidencia?

Pero si salimos muchos a la calle a votar, más del 45%, entonces sí habrá una definición de un nuevo gobernador. Costará más al órgano electoral estatal operar a favor del sistema. El árbitro electoral no tiene calidad moral, es otro de sus estrategias.

Ese cambio toca hacerlo a todos y todas en conjunto, convencidos, si queremos un Veracruz mejor; aunque creo que m√°s mal no podemos estar.

Por mi parte, una vez que sepa de las denuncias presentadas en contra de personajes p√ļblicos actuales, probablemente responsables de¬† diversos delitos, y como egresado de dos universidades prestigiadas de Estados Unidos, la American University Washington College of Law, y California Western School of Law, pondr√© mi granito de arena para solicitar a un juez federal de all√°, los montos, propiedades muebles e inmuebles de los funcionarios que hayan depositado dinero o adquirido inmuebles.

El art√≠culo 1782, t√≠tulo 28 del C√≥digo Civil de los Estados Unidos, que faculta a un juez federal¬† solicitar a los bancos los nombres de los titulares de las cuentas bancarias y propiedades que los hoy funcionarios p√ļblicos, posean all√°. Para con esa informaci√≥n proceder legalmente ac√°.

Creo que as√≠ s√≠ podremos lograr lo anterior ¬ŅC√≥mo? Sumando esfuerzos.Todos saliendo a votar.

Y yo con lo anterior habré contribuido como el ratoncito, anécdota que me dijo, en una extraordinaria charla el maestro Fernando Córdoba Lobo.

‚ÄúUn ratoncito fue al mar, se acerc√≥ a la orilla, orin√≥, se qued√≥ viendo la inmensidad del mar y dijo: yo ya puse mi parte‚ÄĚ

¬ŅUstedes pondr√°n su parte?