Los Librobjetos que comunican una naturaleza inusual

La exposición celebra dos acontecimientos: el 40 aniversario del quehacer del Instituto de Artes Plásticas y el Día Nacional del Libro

Foto: Noreste
24 noviembre 2017 | 15:36 hrs | Ana Martina Ortiz León | Arte y Cultura

Xalapa, Ver. Las “Palabras al Pastor”, un Libro de “Historias de los Hablacidios (páginas y páginas de puros bla, bla, bla, bla lo engrosan), un “TRUMPBABURRO Lexicón”, un violín que en su puertecita inferior esconde pedazos de partituras, dos piedras con las inscripciones “Si Dios quiere” y “Sólo Dios sabe” son algunos atractivos de “Librobjeto”, exposición que celebra dos acontecimientos: el 40 aniversario del quehacer del Instituto de Artes Plásticas y el Día Nacional del Libro.

En lugar de escribir textos nuevos o de mostrar las ilustraciones que algunos han realizado para distintas publicaciones, ellos exploraron la otra clase de libros que existe desde hace décadas: los libros de artista, “fácilmente confundibles pues todo libro de artista es un libro-objeto pero no todo libro-objeto es un libro de artista o libro-arte, como más propiamente habría que llamarlos”.

“El libro de artista –aclara el texto de sala, escrito por Omar Gasca y ubicado en la entrada de la Galería AP de la Facultad de Artes Plásticas– se caracteriza por ser una pieza creada por un artista visual o desde el orden de lo visual más que del literario, pudiendo realizarse con materiales prácticamente de cualquier índole, en formatos y dimensiones que permitan una relación íntima con el espectador, la manipulación de elementos diversos y el encuentro frecuentemente inesperado con elementos o conceptos extraordinarios o fuertemente peculiares o sorprendentes como sea, capaces de ir más allá de los hábitos del lenguaje”.

Foto: Noreste

La simbiosis, lo híbrido y lo lúdico son la cohesión del continente, tan importante como el contenido “y ser éste de tal género que puede involucrar textos o no hacerlo, pero sí cartones o maderas o metales o telas o sonido o lo que aparezca, con cualquier tipo de tratamientos directos (dibujos, collages, sellos, etcétera) o indirectos (impresiones, objetos moldeados, música grabada, etcétera)”.

Al ser la idea y la hechura los elementos que más interesan, los investigadores universitarios ocuparon asadores de carne, instrumentos musicales, cajas de madera, mezclilla, plumas, fotografías, discos compactos, anuncios luminosos, maletas estuche, papel algodón, pruebas de tinta, libros antiguos o recién publicados, entre otros enseres cotidianos, para “aliviar la pena y renovar el entusiasmo” ante el pronóstico, que se está tornando añejo, acerca del fin de la era de Gutenberg o de la lectura del libro impreso.

Foto: Noreste

Los “Librobjetos” maquilados, algunos con sencillez y otros que son “producto de diversos procesos y complejas manipulaciones de materias y materiales dominados”, comunican y ponen en común “relaciones entre significantes, referentes y significados de una naturaleza inusual”.

Foto: Noreste

Los autores de los “Librobjetos” son Abraham Méndez, Adalberto Bonilla, Adrián Mendieta, Beatriz Sánchez Zurita, Byron Brauchli, Estela JaraGerardo Vargas, Iris Aburto, José Manuel Morelos, Lorena Salvatori, Marco Antonio García, Natalia Calderón, Roberto RodríguezRobin Matus, Ryuichi Yahagi, Sergio Domínguez, Vinicio Reyes, Xavier Cózar y Yosi Anaya.

Foto: Noreste