13 animales próximos a desaparecer de la Tierra

Más de 25.000 animales y plantas están en peligro de extinción, según la Lista Roja de Especies Amenazadas de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

4 noviembre 2017 | 11:58 hrs | El País

Muchos ejemplares se ven afectados por las crecientes amenazas provocadas por la acción humana. Estas son algunas de las especies que, si no se toman medidas, se prevé que desaparezcan antes de 2050.

La tortuga angonoka (‘Astrochelys yniphora’) cuenta con una población de unos 400 individuos en el noroeste de Madagascar. Es una de las especies en peligro crítico de extinción, según la Lista Roja. Pero no es la única: otras tortugas también se ven amenazadas por la captura accidental en redes de pesca, la desaparición de su hábitat por la invasión humana y el comercio ilegal. Estos animales se destinan principalmente al sector alimentario de lujo, por sus huevos y su carne.

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza estima que solo hay cerca de 50 rinocerontes de Java (‘Rhinoceros sondaicus’). Estos ejemplares, que viven en Indonesia, son víctimas de la caza furtiva destinada al comercio de los cuernos de rinoceronte. La organización WWF alerta de que el cuerno pulverizado se utiliza en la medicina tradicional asiática como cura para las más variopintas enfermedades: resacas, fiebres e incluso el cáncer.

El pangolín es la mayor víctima del tráfico de fauna salvaje, principalmente en Asia y en África. En estos dos continentes hay ocho especies diferentes, dos de ellas en grave peligro de extinción según la UICN: el pangolín chino (‘Manis pentadactyla’) y el malayo (‘Manis javanica’). Estos pequeños mamíferos son conocidos por su armadura protectora, ya que se envuelven sobre sí mismos formando una bola cuando se sienten amenazados. Su cobertura escamosa se destina principalmente a la medicina tradicional china en tratamientos contra diversas enfermedades como el asma, el reuma o la artritis. Además, su carne se considera una delicatessen en varios países asiáticos.

La vaquita marina (‘Phocoena sinus’) es la marsopa más pequeña que existe y es endémica del Alto golfo de California en México. Su principal amenaza es la captura incidental en redes agalleras, donde queda atrapada y se ahoga. La mayoría de estas mallas son empleadas ilegalmente para pescar camarón y totoaba. La IUCN la clasifica como una especie en peligro crítico de extinción y el Comité Internacional para la Recuperación de la Vaquita Marina alertó en un informe publicado el pasado febrero que de los 60 cetáceos que había el año pasado ahora solo quedan la mitad.

El ajolote (‘Ambystoma mexicanum’) es endémico de México y se encuentra en peligro crítico de extinción por la contaminación de las aguas en las que vive. Su hábitat son lagos o canales de aguas poco profundas con mucha vegetación acuática. La IUCN señala que a día de hoy existen menos de 100 ejemplares. Este anfibio también se ve amenazado por la introducción de especies de peces que compiten con él o lo depredan.

Tanto los gorilas occidentales del río Cross en África (‘Gorilla gorilla’), con menos de 300 ejemplares, y los gorilas orientales (‘Gorilla beringei’), con unos 5.000, están clasificados como especies en peligro crítico de extinción en la Lista Roja de la UICN. Los simios son capturados vivos para su venta con el fin de mantenerlos en cautividad o bien se les mata para consumir su carne. Gran parte de estos animales acaban muriendo al ser transportados, sometidos a una gran cantidad de estrés o víctimas de enfermedades. En la imagen aparece un gorila occidental de seis años en la República Centroafricana.

La población del visón europeo (‘Mustela lutreola’) se ha reducido a la mitad en los últimos diez años. La IUCN, que lo clasifica como una especie en peligro crítico de extinción desde 2011, prevé que esta disminución se intensifique en los próximos años por la destrucción del hábitat y los efectos de las especies introducidas. WWF explica que en Europa hay poblaciones pequeñas y fragmentadas muy amenazadas.”El visón europeo es junto el lince ibérico el carnívoro más amenazado de Europa”, señalan fuentes de la organización.

El atún rojo del sur (‘Thunnus maccoyi’) habita en los océanos Atlántico, Índico y Pacífico y aparece en la Lista Roja como una especie en peligro crítico de extinción por su pesca excesiva. Si se sigue con este ritmo de explotación, esta especie podría desaparecer: la IUCN alerta de que la biomasa reproductora ha descendido más de un 85% en menos de 40 años (1973–2009).

El lemur cariancho (‘Prolemur simus’), que habita en Madagascar, aparece en la Lista Roja como una especie en peligro crítico de extinción desde 2008. La población ha disminuido un 80% en menos de 30 años debido a razones como la tala de bambú, la minería o la destrucción de su hábitat. Actualmente la IUCN contabiliza alrrededor de 500 ejemplares. En la imagen un cachorro se acurruca con su madre en el zoológico de Besancon en el este de Francia.

La iguana de Jamaica (‘Cyclura collei’) está en peligro crítico de extinción, según la UICN. Es una especie endémica de Jamaica. No se sabe con precisión cuántos ejemplares quedan, pero se estima que menos de 200. La población continúa disminuyendo por la destrucción del hábitat y por la depredación de especies introducidas.

Los buitres picofinos (‘Gyps indicus’) habitan en zonas montañosas de la India y otros países del sudeste asiático. Desde 1990 estos animales se han envenedado con los medicamentos usados para tratar el ganado, que es su principal fuente de alimento. La IUCN, que los clasifica como una especie en peligro crítico de extinción, alerta de que juegan un papel fundamental en la eliminación de restos de animales del medio ambiente. De esta forma controlan la propagación de enfermedades.

El correlimos cuchareta​ (‘Eurynorhynchus pygmeus’)​ es un ave que en verano habita en el noroeste de Rusia y en invierno en el sudeste de Asia. Es una de las especies en peligro crítico de extinción, según la IUCN: su población reproductora está por debajo de los 200 ejemplares. Esto se debe a la destrucción de su hábitat por la contaminación, la caza y los efectos del cambio climático.

El saltamontes del Crau (‘Prionotropis rhodanica’) se encuentra en la Lista Roja de la IUCN como una especie en estado crítico de extinción por la destrucción de su hábitat. Los cerca de 5.000 ejemplares maduros de este tipo de saltamontes habitan en Francia y son una fuente importante de alimento para muchas aves como el cernícalo de primilla o el pinzón. “Es probable que estas especies se vean afectadas por la desaparición del saltamontes, tenemos la responsabilidad de preservarlo”, señalan fuentes de la IUCN.