12 ex empleados de Fidel Kuri reclaman pago de laudos por despido injustificado

17 mayo 2015 | 9:39 hrs | Agencias

Boca del Río, Ver.- Un grupo de 12 ex trabajadores del Club de Futbol Tiburones Rojos, denunciaron la falta de pago de laudos y despido injustificado desde el año 2011 a la fecha, por parte de Fidel Kuri Grajales, dueño del club tiburones y actual candidato del PRI-PVEM a la diputación federal por Orizaba.

Julio César Martínez, informó que los pagos corresponden al número de expediente 111/X/2011, contra de la marca “Tiburones Rojos de Veracruz”, actualmente manejada por la “Promotora Deportiva del Valle de Orizaba, cifra superior a 700 millones de pesos”.

“Hemos buscado acercamiento con Fidel Kuri Grajales, quien en todo momento se ha negado a pagar, como promete empleo y no nos pagan lo correspondiente, quiere un estadio en Orizaba, cuando ni siquiera le paga a sus trabajadores, es un arrogante y prepotente”, destacó.

Julio César, detalló los cargos que desempeñaban estos trabajadores despedidos que son; área de mantenimiento, conductor de autobús, trabajador administrativo y lavandería.

Laura Gutiérrez, Jorge Delfín Enríquez y Julia Santiago Domínguez, son otro de los tres ex empleados que mantienen una demanda hacia el club deportivo de Veracruz.

“No se vale, trabajamos mucho tiempo, así como yo, mis compañeros merecemos respeto de lo que trabajamos, no le pedimos nada al señor gobernador, porque también siento que tiene algo que ver ahí, solo que nos paguen lo justo”, indicó una quejosa.

Los quejosos agregaron que desde que ingresaron su demanda, las diferentes directivas que han pasado por Tiburones Rojos del Veracruz les han hecho dar vueltas y se lavan las manos de lo sucedido, negándoles al menos un lugar o persona con quien entablar una plática que les haga avanzar en su caso

Los afectados acusaron sin embargo, acusaron que fue la propia directiva de Fidel Kuri la que los retiró de sus puestos, con la constante de no tener justificación alguna y sin haber recibido las liquidaciones correspondientes por sus años de trabajo, algunos sumando hasta dos décadas de servicio.