11 razones por las que los Godínez se quedan sin dinero a mitad de la quincena

Son hábitos que se repiten cada que llega el salario y que pocos oficinistas resisten

30 agosto 2017 | 9:03 hrs | Verne

El talón de Aquiles de muchos mexicanos son las finanzas personales y la administración del dinero. Según la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera, 63,1% de las personas mayores de 18 años no lleva un registro de sus gastos y el 50% de la población reporta tener compras no planeadas o fuera de presupuesto cada mes. Según datos del INEGI a mitad de 2017, existen poco más de 5 millones de oficinistas, funcionarios y directivos en México, mejor conocidos como Godínez, quienes llenan las redes de bromas y memes cada que se acerca el día de pago.

La mala planeación de los gastos compulsivos cuando se recibe el salario son la causa principal por la que los Godínez se encuentran a mitad de la quincena sin dinero para gastar, según explica a Verne Javier Torres, administrador de la página de Facebook Mundo Godínez. “Cada que se acerca el día de pago, en los comentarios se deja ver que gastan de más en muchas cosas que no necesitan”, dice vía telefónica.

Verne consultó a Sofía Macías, autora del libro Pequeño Cerdo Capitalista y experta en finanzas personales, a Roberto Morán, autor de Lo que Debes Saber de Dinero Antes de Cumplir 40 y a Mundo Godínez para conocer cuáles son los principales hábitos que dejan a los oficinistas sin dinero suficiente para llegar al fin de la quincena.

1. En Uber al trabajo

Un pequeño gran lujo de un oficinista es llegar en transporte privado a trabajar, aunque un viaje puede costar, dependiendo de la tarifa, lo que se tiene que destinar a transporte en dos semanas. “Se levantan tarde y piden Uber en lugar de planear un carpool, transporte o Ecobici”, dice Morán. “Si es época de lluvias todos toman Uber y luego ya no les alcanza”, comenta Torres.

2. El Rey Godínez

Cuando llega el pago, nadie más generoso que un Godínez al salir de la oficina. “Es uno de los más taquilleros, el famosísimo ‘yo invito”, dice Macías. Si el día de pago cae en fin de semana, es casi seguro que terminarán despilfarrando el salario en algún bar. “El juevebes, obvio, para ir a quejarse del de finanzas y una cerveza por queja”, dice Morán.

3. ‘Sí merezco abundancia’

Si un Godínez es generoso con sus amigos, lo es mucho más consigo mismo, por eso no escatima al momento de consentirse a sí mismo con golosinas, cigarrillos o cualquier otro antojo, sin importar lo que cueste a la larga. “Gastarte una pequeña renta en cafés, golosinas, cigarros y otros diciendo ‘me lo merezco’ como justificación”, señala Macías.

4. Fonda de lujo una o dos veces al mes

Salmón el día de pago y sopa instantánea cuando termina la quincena no es un menú balanceado. Aunque los Godínez son famosos por preparar sus alimentos en casa y llevarlos en refractarios o tuppers, lo hacen ya que caen en cuenta de que no les queda más dinero en el banco.

5. Yogurt al 2×1 y otras ofertas para oficinistas

“Los paseos preferidos de los Godínez son al centro comercial, donde se ve la clásica oferta de yogurt los jueves al 2×1”, dice Morán. Bebidas al 2×1 o rebajas en artículos de papelería también son algunas de las debilidades de quienes trabajan en centros de oficinas.

6. Café gourmet

Cuando hay dinero en la cartera, no sólo se trata de tomar un café, sino de pedir la variante más extraña y el tipo de leche menos común, lo que le añade un costo extra. “Ni siquiera llevan su termo para que les hagan un descuentito”, señala Morán.

7. El asalto de la venta por catálogo

Como a nadie le sobra el dinero, no falta el compañero que vende algún producto por catálogo para incrementar su ingreso y que suele venderle a sus propios colegas. “Desfalca ser el cliente consentido del que vende por catálogo de cuanta cháchara te ofrecen”, dice Macías.

8. Las recargas constantes en el Oxxo

Tener un celular siempre conectado tiene un costo alto, sobre todo si se hacen frecuentes recargas. “En lugar de tener un plan mensual compran mucho tiempo aire en el Oxxo o Seven Eleven”, dice Morán. Según un análisis de The CIU, en promedio se acude 1.9 veces a hacer recargas al mes con un gasto de 51,4 pesos en cada uno, aunque hay personas que realizan una recarga cada tres días: eso puede ser más de 500 pesos al mes.

9. Las visitas constantes al Oxxo

Otro pasatiempo favorito del Godínez es ir a hacer compras a las tiendas de conveniencia. Un estudio de la firma Kantar Woldpanel dice que los Godínez gastan en promedio 50 pesos diarios en productos como café, refrescos y botanas variadas para pasar la jornada.

10. La maldición tras las vacaciones

El regreso a clases agarró desprevenidos a muchos Godínez. “Se ve que muchos gastaron mucho en vacaciones y se juntó también con la temporada de regreso a clases, es algo que comentan mucho”, dice Torres. Aunque cada verano pasa lo mismo, los oficinistas siguen cayendo en la trampa.

11. Tarjetazo como último recurso

Cuando la planeación financiera resultó ser un desastre, nada como usar la tarjeta de crédito. “Cada que se acerca el final de quincena las personas empiezan a burlarse de las deudas que tienen, y no falta el que usa la tarjeta”, dice el administrador de Mundo Godínez.