10 trastornos sexuales de la mujer

Los prejuicios sociales, mitos sobre la sexualidad y las creencias religiosas han hecho que la mujer reprima su sexualidad

Foto web
25 septiembre 2016 | 12:06 hrs | Nadxiely Niño Chávez

Durante siglos se le ha hecho creer a la mujer que será ‘mala’, si disfruta del sexo. Se le ha dicho que una mujer debe de llegar virgen al matrimonio y que por nada del mundo está permitido que tenga varias parejas sexuales a lo largo de su vida, no, eso sólo lo hace una ‘mujer de la calle’.

Y es raro, que a pesar de la liberación que ha sufrido la mujer en la actualidad, en el plano sexual sigue teniendo ciertas restricciones. Lo cual sólo ha ocasionado que se llene de dudas y miedos que vienen a acabar con una vida sexual saludable. Según la sexóloga Liliana Zabala, las chicas son las que más se reprimen al momento del sexo.

Muchos son los mitos de la sexualidad femenina, que no debe expresar placer como gemidos, que no debe iniciar la relación sexual, que no debe estimularse, por nombrar algunos equívocos; toda esta actitud o construcción social y religiosa han encaminado a la mujer a reprimir su sexualidad y, por ende, a desarrollar lo que los profesionales en salud médica y salud mental y sexual denominamos trastornos sexuales femeninos
Todos estos trastornos hacen que la vida sexual de la mujer sea un verdadero ‘calvario’.

Muchas de ellas, por no decir la mayoría, prefieren guardar silencio en lo relacionado al sexo. El fingir un orgasmo es su equivalente a un problema de salud sexual, del cual ella prefiere no expresarlo ni siquiera a su pareja, porque algunos cónyuges la catalogan como ‘enferma’; más todavía si son mujeres multiorgásmicas que por cierto es una condición normal. Mientras más la mujer se reprima sexualmente, más problemas sexuales encontraremos
Muchas disfunciones sexuales pueden deberse también a una experiencia de abuso sexual o relaciones tóxicas. A continuación mencionaré los 10 trastornos sexuales que aquejan a la mujer:

DISPAREUNIA

Es el dolor, recurrente y persistente antes y durante la penetración y después del coito.

VAGINISMO

Es la dificultad de realizar el coito, debido a la contracción involuntaria de los músculos del tercio inferior de la vagina, evitando así la penetración.

ANORGASMIA

Es la inhibición recurrente y persistente del orgasmo, manifestada por su ausencia tras una fase de excitación normal y producida a través de una estimulación que pueda considerarse adecuada en intensidad, duración y tipo.

FOBIA AL SEXO

Miedo, horror irracional al sexo y todo lo relacionado al contacto íntimo, asco de los genitales y los fluidos íntimos.

DESEO SEXUAL HIPOACTIVO

El interés sexual nulo o la disminución de este en forma recurrente o persistente, así como una ausencia de fantasías sexuales.

INAPETENCIA SEXUAL

La anulación total o parcial del deseo sexual, es decir es la falta de apetito sexual o libido.

TABÚ Y PREJUICIO AL SEXO

Creer firmemente que el sexo es pecado, sucio y asqueroso. Negar rotundamente el deseo y las fantasías sexuales por cuestiones culturales y fe arraigada.

HIPERSEXUALIDAD

Es el aumento repentino o la frecuencia extrema en la libido o en la actividad sexual.

TRASTORNO DE EXCITACIÓN SEXUAL PERSISTENTE

No se relaciona con la multiorgásmica o hipersexual. Es una condición médica que desencadena orgasmos prolongados, incluso por muchas horas, sin recurrir a las fantasías sexuales y sin haber tenido excitación previa.

MULTIORGÁSMICA

Mujer con muchos orgasmos al mismo tiempo y en el momento que ocurre la excitación sexual

Sea cual sea el problema que esté afectando la vida sexual de la mujer, es importante que se trate con un especialista.

Con información de: En pareja