10 posiciones sexuales que el Vaticano no permite

Si las practicas es bajo tu responsabilidad

Foto Web
31 agosto 2016 | 23:12 hrs | NORMA PORTILLO

Existen algunas posiciones sexuales que han sido bautizadas como satánicas por el Vaticano, y algunas de las personas que se les ha comprobado las practicaron fuera del matrimonio casi los excomulgan.

Sabemos que el tema del sexo siempre ha sido un tabú para la iglesia, pero en ocasiones parece que se les pasa la mano como es el caso de las posiciones que condenan y que a continuación te presento:

El balancín. El hombre se sienta con las piernas cruzadas y se apoya con las dos manos atrás, la mujer se sienta encima. El argumento de la Iglesia para condenar esta posición es que si la mujer está arriba es porque satanás ha influido en ella.

Nirvana. Desde el punto e vista clerical, esta posición es el sometimiento de la mujer, puesto que la mujer recuesta su espalda y deja que el hombre se tumbe sobre ella haciendo que rodee su cuerpo con sus piernas.

El candado. El hombre agarra a la mujer como si acabara de saltar a sus brazos. Él puede estar al borde de una mesa y la chica sentada en ella colocando sus piernas alrededor de las piernas de su pareja. Es el hacho de profanar la mesa lo que la hace digna de ser condenada, ya que la mesa está destinada para los sagrados alimentos.

Inspiración oriental. El hombre se sienta en la cama, la mujer se tumba sobre él con las piernas alrededor de su cintura y es ella la que se encarga de moverse. La lujuria que despierta esta posición en hombres y mujeres es la causa de estar en la lista.

Rock and Roll. La mujer deja caer sus piernas sobre su pecho para que él la tome de los tobillos y los ponga alrededor de su cuello. La Iglesia dice que una mujer sólo en el momento del parto debe levantar las piernas hacia el cielo.

La amazona. El hombre se sienta en una silla y la mujer encima para moverse como una buena amazona. La posición es descalificada por encontrarse fuera de la cama, único lugar para hacer el amor.

La genuflexión. Ambos mantienen una rodilla en el suelo y con la otra se abrazan en una posición encontrada. Estar de rodillas sin el fin de rezar es un pecado.

Sexo oral. Además de someter a la mujer, utilizar la boca para hacer trabajo carnal y o para ingerir los alimentos es un pecado.

El 69. Igual que la anterior no se le a el uso adecuado a nuestro cuerpo.

Por atrás. El ano no está diseñado para que el pene entre, cada cosa del cuerpo del ser humano tiene una función y no se debe alterar ese fin, va en contra de Dios, por lo tanto practicar esta posición esta desacreditado.

Con información de Soy Carmín.